La reducción sostenida de sueño afecta al rendimiento del ejercicio de fuerza

Las atletas femeninas duermen menos y reportan más problemas de sueño que los hombres. El sueño inadecuado reduce la fuerza máxima en los hombres; sin embargo, se sabe poco sobre el impacto de la restricción del sueño en la cantidad y calidad del ejercicio de fuerza realizado por las mujeres.

Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Knowles y col, 2022; Med Sci Sports Exerc 22-sep; doi: 10.1249/MSS.0000000000003000) cuyo objetivo fue investigar el efecto de nueve noches de restricción moderada del sueño en el rendimiento del ejercicio de fuerza repetido, las respuestas hormonales y la fatiga percibida en las mujeres.

Métodos: Diez mujeres sanas, eumenorreicas, entrenadas en fuerza, de 18 a 35 años de edad, se sometieron a nueve noches de restricción del sueño (SR; 5 h de tiempo en la cama) y sueño normal (NS; ≥ 7 h de tiempo en la cama), en un estudio aleatorizado, cruzado, con un lavado mínimo de 6 semanas. Los participantes completaron cuatro sesiones de ejercicio de fuerza por prueba, con muestras de sangre recolectadas antes y después del ejercicio. El rendimiento del ejercicio se evaluó utilizando el volumen de carga, el índice de fuerza reactiva y la velocidad concéntrica media con la calificación del esfuerzo percibido registrado después del ejercicio. Los participantes completaron el muestreo de saliva al despertar y la escala de esfuerzo de entrenamiento de componentes múltiples diariamente.

Resultados: Volumen-carga disminuyó trivialmente (<1%, p <0,05) con SR. La velocidad concéntrica media por serie fue más lenta durante la SR para la parte inferior del cuerpo (hasta un 15 %, p < 0,05), pero no para los levantamientos compuestos de la parte superior del cuerpo. La pérdida de velocidad dentro de la serie fue hasta un 7% mayor durante la SR para las sentadillas (p < 0,05). La SR aumentó el área de cortisol salival bajo la curva (en un 42 %), el malestar total durante el entrenamiento (en un 84 %) y el esfuerzo percibido en la sesión (en un 11 %).

Conclusiones: La SR sostenida reduce los marcadores de calidad del ejercicio de fuerza (velocidad de la barra) más que la cantidad (volumen-carga), y aumenta el esfuerzo percibido a la misma intensidad relativa en mujeres entrenadas en fuerza.

Los marcadores de la calidad del ejercicio de fuerza (ej. velocidad de la barra) y la carga interna pueden ser más sensibles que el volumen de carga, para advertir a los entrenadores sobre la disminución en el rendimiento de fuerza para las mujeres que experimentan restricción del sueño

SUSCRÍBETE AHORA AL CLUB EPT, Y LLÉVATE TODAS LAS FORMACIONES POR SÓLO 49€, ADEMÁS DE PODER ACCEDER A ARTÍCULOS ESPECIALES DEL BLOG