La cafeína aumenta la oxidación de las grasas durante el ejercicio

El efecto ergogénico de la cafeína sobre el rendimiento físico a altas intensidades está bien documentado. Sin embargo, hay un cierto debate sobre los efectos de la cafeína en la oxidación de los sustratos energéticos en ejercicio submáximo. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Ruiz-Moreno y col, 2020; Eur J Nutr 6-oct; doi: 10.1007/s00394-020-02393-z) cuyo objetivo fue investigar los efectos de la ingesta aguda de cafeína sobra la oxidación de sustratos durante 1 hora de ciclismo a intensidad Fatmax (máxima intensidad de oxidación de las grasas). Participaron 12 sujetos sanos que realizaron 2 sesiones experimentales después de ingerir 3 mg/kg de cafeína o placebo, en un estudio de diseño doble ciego aleatorio. Las sesiones de ejercicio consistieron en 1 h de pedaleo continuo sobre bicicleta a intensidad Fatmax. Se midieron de manera continuada el gasto energético, la tasa de oxidación de las grasas y la oxidación de carbohidratos, por calorimetría indirecta. Los resultados mostraron que en comparación con el placebo, la cafeína incrementó la cantidad de grasas oxidadas durante el ejercicio, disminuyendo la cantidad de oxidación de carbohidratos, así como la percepción de fatiga. En contraste, la cafeína no modificó el gasto energético total o la frecuencia cardiaca durante el ejercicio. Los resultados sugieren que una dosis moderada de cafeína (3 mg/kg) aumenta la cantidad de grasas oxidadas durante 1 hora de ciclismo a intensidad Fatmax. Por tanto, la administración de cafeína puede mostrarse como una estrategia eficaz para aumentar la utilización de las grasas durante el ejercicio con fines energéticos.

La cafeína es una ayuda ergogénica de reconocidos efectos, constituyendo seguramente la más utilizada en el ámbito deportivo, pero también en el entorno social. Muchas personas desean perder grasa corporal en algún momento de su vida, y utilizan el ejercicio físico para ayudar a conseguir ese fin, junto con una modificación de su dieta. El ejercicio por si solo ha mostrado efectos relativamente pequeños en muchos perfiles de población que no pueden acumular grandes volúmenes de entrenamiento, y en muchos casos se recomiendan supuestos “quemadores de grasas” para acompañar al entrenamiento o simplemente para trasladar a esos productos toda la responsabilidad de la pérdida de grasa corporal. La cafeína ha mostrado esos efectos desde un punto de vista fisiológico, pero otra cosa distinta es que logre a través de sus efectos corregir unos inadecuados hábitos nutricionales.

SUSCRÍBETE AHORA AL CLUB EPT, Y LLÉVATE TODAS LAS FORMACIONES POR SÓLO 49€