Efectos del agua enriquecida con oxígeno sobre el rendimiento en ejercicios de alta intensidad

Varias marcas de agua enriquecida con O2 (aguas O2) están disponibles comercialmente y se anuncian como aguas de bienestar y fitness con afirmaciones de beneficios fisiológicos y psicológicos, incluida la mejora en el rendimiento del ejercicio. Sin embargo, estas afirmaciones se basan, en el mejor de los casos, en pruebas anecdóticas o en un número limitado de estudios poco fiables.

Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Daussin y col, 2021; Nutrients 29-nov; doi: 10.3390/nu13124320) cuyo objetivo fue comparar el efecto de dos aguas de O2 (~ 110 mg O2/ L) y un placebo (10 mg O2/L, es decir, cerca del valor al nivel del mar, 9-12 mg O2 /L) sobre las respuestas cardiopulmonares y el rendimiento durante el ejercicio de alta intensidad. Una de las dos aguas de O2 y el placebo se prepararon mediante inyección de O2. La otra agua de O2 se enriqueció mediante un proceso electrolítico.

Veinte sujetos fueron asignados al azar para beber una de las tres aguas en un estudio cruzado (2 L/día-1 × 2 días y 15 mL/kg, 90 min antes del ejercicio). Durante cada prueba de ejercicio, los sujetos se ejercitaron al 95,9 ± 4,7% de la carga de trabajo máxima hasta la fatiga. Se midieron el tiempo de ejercicio hasta el agotamiento y las respuestas cardiopulmonares, la concentración de lactato arterial y el pH. El daño oxidativo a proteínas, lípidos y ADN en sangre se evaluó en reposo antes del ejercicio.

Los resultados mostraron que el tiempo hasta el agotamiento y las respuestas al ejercicio no fueron significativamente diferentes entre las tres aguas. Solo hubo una tendencia (p = 0.060) para una reducción en la constante de tiempo del componente rápido de la cinética del VO2 con el agua enriquecida en O2 por electrólisis. No se observaron diferencias en el daño oxidativo en sangre entre las tres aguas.

Los autores sugieren que el agua enriquecida con oxígeno no acelera la respuesta cardiopulmonar al ejercicio, no aumenta el rendimiento y no afecta al estrés oxidativo medido en reposo.

Aunque no se pueden descartar efectos ergogénicos asociados a la ingesta de agua enriquecida con oxígeno, los datos disponibles no avalan su utilización. En cuestión de suplementación y aporte de potenciales ayudas ergogénicas, hemos se seguir, en mi opinión, el camino que marca el aval de la evidencia científica. Son muchas las propuestas en el mercado, sin fundamento científico probado, pero atractivas en cuanto a los efectos anunciados. Los profesionales tenemos la obligación de asesorar a los deportistas acerca de aquellas propuestas que solo muestran un buen marketing, pero escasa o nula evidencia científica de efectos biológicos que puedan beneficiar el rendimiento o la salud.

SUSCRÍBETE AHORA AL CLUB EPT, Y LLÉVATE TODAS LAS FORMACIONES POR SÓLO 49€, ADEMÁS DE PODER ACCEDER A ARTÍCULOS ESPECIALES DEL BLOG