Ejercicio durante el embarazo

embarzada-y-ejercicio(post destacado 2016) El nacimiento pre-término es una de las causas más importantes de mortalidad perinatal. En el pasado no se recomendaba ejercicio en mujeres embarazadas debido a los riesgos que se presuponían en relación a partos prematuros. Esta relación “ejercicio-parto prematuro” manejaba como justificación el aumento de catecolaminas, especialmente noradrenalina, que podría estimular la actividad del miometrio. Por otra parte, el ejercicio podría prevenir el parto prematuro por otros mecanismos como el descenso del estrés oxidativo o la mejora de la vascularización de la placenta. Por lo anterior, la seguridad del ejercicio aplicado a mujeres embarazadas en relación al nacimiento pre-término permanece controvertido. Recientemente se han publicado los resultados de una revisión sistemática y meta-análisis (Di Mascio y col, 2016; Am J Obstet Gynecol 215:561-571) cuyo objetivo fue el evaluar los efectos del ejercicio durante el embarazo sobre el riesgo de parto prematuro. En el estudio se incluyeron a 1022 mujeres que realizaron ejercicio y a 1037 que participaron como grupo control. Los autores concluyeron que el ejercicio aeróbico realizado entre 35-90 min, 3-4 veces/semana durante el embarazo es seguro para mujeres sanas en normopeso, con embarazos únicos, no asociándose a un aumento de riesgo de parto prematuro, o con una reducción de la edad de gestación. El ejercicio se asoció con una mayor incidencia de parto vaginal y una menor incidencia de cesáreas, con menor incidencia de diabetes gestacional e hipertensión arterial.

El ejercicio físico en mujeres embarazadas está indicado siempre que se cumplan los requisitos médicos que podrían no recomendarlo. Por tanto, el profesional que tome la responsabilidad de entrenar a una mujer embarazada, deberá, primero, tener la autorización médica pertinente, y segundo, poseer los conocimientos suficientes para hacerse cargo con garantías del proceso de entrenamiento. Esta segunda condición, parece obvia, pero la realidad dicta que en demasiadas ocasiones se carece de suficiente formación en fisiología del embarazo como para hacer segura una práctica, que lo es de manera natural.

Tags

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies