Suplementación con nitrato y entrenamiento interválico de esprint

remolachaDos estudios muy recientes ofrecieron resultados algo contradictorios sobre la capacidad de mejora del aporte diario de nitratos sobre la capacidad de realizar entrenamientos interválicos de esprint (SIT) y ejercicios supramáximos. Muggeridge y col, 2016; J Sci Med Sport 21-may concluyeron que la suplementación con nitratos no parece aportar ventajas adicionales cuando se trabaja con SIT. Recientemente Thompson y col, 2016; Nitric Oxide 21-oct sugirieron que la suplementación con nitratos mejoró el rendimiento de esprint máximos de corta duración en jugadores de equipo. Ahora, este último grupo de investigación acaba de publicar los resultados de otro estudio (Thompson y col, 2016; J Appl Physiol (1985) 1-dic) en el que hipotetizaron que 4 semanas de suplementación diaria con nitratos podría mejorar el rendimiento y las adaptaciones metabólicas musculares con un entrenamiento interválico de esprint (SIT).  Los voluntarios del estudio fueron asignados a uno de los siguientes grupos: 1) SIT y zumo de remolacha sin NO3 como placebo (SIT+PL); 2) SIT y zumo de remolacha rico en NO3 (13 mmol NO3/día; SIT+BR); 3) no entrenamiento + zumo de remolacha rico en NO3 (NT+BR). Los resultados mostraron que durante el ejercicio de intensidad moderada el VO2 se redujo un 4% después de 4 semanas con SIT+BR y NT+BR, pero no en SIT+PL. El pico de carga alcanzado en un test incremental hasta el agotamiento aumentó más en SIT+BR que en el resto de grupos. La reducción de lactato sanguíneo y muscular y el aumento de pH muscular en la intervención pre-post, fue mayor en 3 min de alta intensidad en SIT+BR comparado con los otros grupos. Sin embargo, el rendimiento en ejercicio de muy alta intensidad no fue diferente entre SIT+BR y SIT+PL. La proporción de fibras IIx en el vasto lateral se redujo solo en SIT+BR. Estos hallazgos sugieren que la suplementación con BR puede mejorar algunas adaptaciones fisiológicas asociadas al SIT, aunque no mejoró el rendimiento.

Como ya comentaba hace algunos días, existe un debate abierto sobre la verdadera eficacia ergogénica de los nitratos (zumo de remolacha), que se irá resolviendo en los próximos meses. La diversidad de protocolos aplicados, población de estudio y variables asociadas al rendimiento analizadas en los distintos estudios hacen difícil sacar conclusiones algo definitivas a día de hoy.