Suplementación con nitratos y mejora del rendimiento

Durante la última década, ha habido un interés creciente en la suplementación con nitratos (NO3) para mejorar el rendimiento físico. Después del consumo, el NO3 de la dieta se puede reducir a óxido nítrico, un gas de radicales libres involucrado en numerosas acciones fisiológicas, incluida la vasodilatación de los vasos sanguíneos, la respiración mitocondrial y la función contráctil del músculo esquelético. La evidencia emergente indica que la suplementación con NO3 en la dieta tiene un efecto beneficioso pequeño pero significativo sobre el rendimiento de resistencia aeróbica a través de los efectos combinados de una mayor oxigenación tisular y eficiencia metabólica en el músculo esquelético activo.

En una revisión publicada recientemente (Baranauskas y col, 2021; Nutr Today 55:211; doi: 10.1097/nt.0000000000000431) los autores señalan que hay más evidencia que sugiere que el NO3 de la dieta ejerce una influencia directa sobre los mecanismos contráctiles dentro del músculo esquelético a través de alteraciones en la disponibilidad y sensibilidad del calcio. La heterogeneidad de la respuesta y la variabilidad considerable en el contenido de nitrato de los productos de jugo de remolacha influyen en la efectividad del NO3 en la dieta para el rendimiento del ejercicio, por lo que se deben considerar la dosificación y la calidad del producto, así como el historial de entrenamiento, el sexo y las características específicas de cada individuo.

En resumen, las formas concentradas de NO3 en la dieta, particularmente en forma de zumo de remolacha, parece provocar mejoras pequeñas pero significativas en el rendimiento de resistencia aeróbica, ejercicio explosivo de alta potencia e intermitente de alta intensidad. La evidencia de estudios doble ciego controlados con placebo sugiere que el NO3 en la dieta beneficia específicamente los eventos de resistencia aeróbica de corta duración (<30 minutos) o ejercicios explosivos. Dosis de aproximadamente 6 a 7 mg de NO3/ kg /día, administrado de forma aguda (2 a 3 horas antes del ejercicio) o crónicamente durante varios días a semanas, pueden aumentar la probabilidad de un mejor rendimiento.

SUSCRÍBETE AHORA AL CLUB EPT, Y LLÉVATE TODAS LAS FORMACIONES POR SÓLO 49€