Síntesis de proteínas musculares después de ejercicio aeróbic o HIIT con y sin ingesta de proteínas

La investigación sistemática de las respuestas de la síntesis de proteínas musculares (MPS) con o sin ingesta de proteínas se ha limitado en gran medida al entrenamiento de fuerza.

Recientemente se han publicado los resultados de una revisión sistemática (Bagheri y col, 2022; Sports Med 8-jun; doi: 10.1007/s40279-022-01707-x) en la que se determinó la capacidad del ejercicio aeróbico o el entrenamiento de intervalos de alta intensidad (HIIT) para estimular las tasas de MPS posteriores al ejercicio y si la ingesta de proteínas aumenta significativamente la MPS en comparación con el placebo.

Métodos: tres modelos separados analizaron las tasas de síntesis de proteínas (PS) mixta, miofibrilar, sarcoplásmica o mitocondrial después del ejercicio aeróbico o HIIT: Modelo 1 (n = 9 estudios), sin ingesta de proteínas; Modelo 2 (n = 7 estudios), ingesta de proteínas peri-ejercicio sin comparación con placebo; Modelo 3 (n = 14 estudios), ingesta de proteína peri-ejercicio con comparación de placebo.

Resultados: Ocho de los nueve estudios y los siete estudios en los Modelos 1 y 2, respectivamente, demostraron aumentos significativos después del ejercicio en el grupo de proteínas musculares mixtas o específicas. El modelo 3 observó respuestas MPS significativamente mayores con proteína en comparación con placebo en una fracción muscular mixta o específica en 7 de 14 estudios. Siete estudios no mostraron diferencias en MPS entre proteína y placebo, mientras que tres estudios no informaron aumentos significativos en PS mitocondrial con proteína en comparación con placebo.

Conclusión: La mayoría de los estudios que informaron aumentos significativos en MPS se limitaron a PS mixtos y miofibrilares que pueden facilitar la capacidad de generación de energía del músculo esquelético en relación con ejercicio aeróbico y HIIT. Solo tres de ocho estudios demostraron aumentos significativos en el PS mitocondrial posterior al ejercicio, sin más beneficios de la ingesta de proteínas.

La ingesta de proteínas después del ejercicio de fuerza se ha consolidado como una rutina para la mayoría de los deportistas y entrenadores. Sin embargo, en el ejercicio aeróbico, incluido el HIIT, se prima la recuperación de los depósitos de glucógeno, hecho justificado cuando se suceden sesiones de entrenamiento exigentes a diario. No obstante, y especialmente después de HIIT o entrenamientos aeróbicos de larga duración, la ingesta de proteínas es fundamental en el proceso de recuperación muscular

SUSCRÍBETE AHORA AL CLUB EPT, Y LLÉVATE TODAS LAS FORMACIONES POR SÓLO 49€, ADEMÁS DE PODER ACCEDER A ARTÍCULOS ESPECIALES DEL BLOG