Respuesta neuromuscular aguda al entrenamiento concurrente en deportes de equipo

La combinación de distintas modalidades de entrenamiento es un hecho en la mayoría de los deportes de competición. Como organizar esas distintas modalidades de entrenamiento es un reto para los entrenadores y preparadores físicos.

Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Cross y col, 2021; Med Sci Sports Exerc 4-oct; doi: 10.1249/MSS.0000000000002804) cuyo objetivo fue examinar los cambios en la función contráctil de los músculos, la activación voluntaria y el daño muscular después del entrenamiento de fuerza de las extremidades inferiores (RT), entrenamiento de sprint intermitente y entrenamiento concurrente (CT).

Diez atletas varones de deportes de equipo recreativos con antecedentes de RT participaron en un estudio cruzado aleatorizado que incluía un protocolo de sprint intermitente (ISP), RT y CT de miembros inferiores (ISP y RT separados por 1 h). Antes de (PRE), inmediatamente después de (POST), 24 h y 48 h después de cada condición de ejercicio, se realizaron valoraciones de activación del músculo cuádriceps, activación voluntaria, función contráctil muscular (respuestas de contracción evocada), creatina quinasa (CK), dolor muscular y fatiga POMS.

Los resultados mostraron que la función contráctil del cuádriceps se vio afectada en todas las condiciones, con una disminución significativamente mayor observada POST RT (58.4 ± 18.0%) y CT (54.8 ± 8.6%) en comparación con ISP (35.9 ± 10.7%; p <0.05), recuperándose a los 48 h siguiendo todas las condiciones de ejercicio. Los índices de fatiga de POMS aumentaron en POST en todas las condiciones con CT e ISP provocando el mayor aumento, volviendo a la línea de base 48 h después de todas las condiciones de ejercicio. El dolor muscular del cuádriceps permaneció elevado desde PRE a las 48 h después de todas las condiciones de ejercicio. No se observaron cambios a lo largo del tiempo para la activación voluntaria y la amplitud de EMG de superficie del cuádriceps después de cualquier condición de ejercicio. El volumen y la carga levantados en la sesión de RT no se vieron afectados por el ejercicio intermitente previo (ISP) en CT.

Los autores concluyeron que el entrenamiento de fuerza altera la función contráctil que no se agrava cuando se realiza 1 h después del entrenamiento de esprint intermitente. La función contráctil después de todas las condiciones de ejercicio mostró el mismo perfil de recuperación (48 h) a pesar de que la disminución posterior al ejercicio fue menor después del ISP en comparación con RT y CT. El ejercicio previo de sprint intermitente no tiene un impacto negativo en el volumen de ejercicio realizado en una sesión de RT de las extremidades inferiores.

SUSCRÍBETE AHORA AL CLUB EPT, Y LLÉVATE TODAS LAS FORMACIONES POR SÓLO 49€