Proteína de carne de vacuno y entrenamiento de fuerza

Los autores de este estudio examinaron el impacto de ingerir proteína de vacuno hidrolizada, proteína de suero y carbohidratos, sobre los resultados de un entrenamiento de fuerza, composición corporal, espesor muscular, e indicadores de inmunidad humoral en saliva (α-defensina-salivar, HNP1-3), después de 8 semanas de entrenamiento de fuerza en estudiantes universitarios. Los voluntarios (chicos y chicas) fueron distribuidos aleatoriamente a uno de los siguientes grupos: proteína de vacuno hidrolizada, proteína de suero o carbohidratos. El tratamiento consistió en 20 g de suplementación mezclado con zumo de naranja, una vez al día, inmediatamente después de entrenar o antes de desayunar en los días de no entrenamiento. Se realizaron valoraciones antes y después del periodo de entrenamiento. Los resultados más relevantes del estudio mostraron que la concentración de defensinas en saliva (péptidos de neutrófilos, HNP1-3) y su tasa de secreción, disminuyeron en la condición proteínas de vacuno. Una tendencia no significativa en el mismo sentido se observó en el grupo que ingirió proteínas de suero. Ninguna de las condiciones experimentales afectó a los indicadores de salud sanguíneos evaluados.

Naclerio F, Larumbe-Zabala E, Ashrafi N y col. Effects of protein-carbohydrate supplementation in immunity and resistance training outcomes: a double-blind, randomized, controlled clinical trial. Eur J Appl Physiol 117: 267-277, 2017