Niveles de vitamina D y rendimiento en atletas adolescentes

Es muy frecuente en atletas encontrar déficits subclínicos de vitamina D, y son muchos los estudios que relacionan bajos niveles de vitamina D con descenso de rendimiento, especialmente de fuerza. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Seo y col, 2019; Int J Environ Res Public Health 26(8); doi: 10.3390/ijerph16183422) cuyo objetivo fue examinar las asociaciones entre los niveles de vitamina D con el rendimiento atlético y marcadores sanguíneos en atletas adolescentes. En este estudio se incluyeron a 47 atletas de taekwondo de entre 15 y 18 años. El rendimiento se valoró mediante evaluación de VO2max, test anaeróbico de Wingate, test de salto vertical, test de agilidad, fuerza muscular de miembros inferiores y resistencia a la fatiga. Se obtuvieron muestras de sangre para valorar 25-hidroxivitamina D (25(OH)D), testosterona libre, cortisol, creatina quinasa y urea. La concentración de 25(OH)D fue de 16 a 73.25 nmol/L, indicando que el 74,5% de los atletas adolescentes tenían insuficiencia o deficiencia de vitamina D. Los niveles de vitamina D no mostraron relación con el rendimiento o marcadores sanguíneos. La concentración de 25(OH)D se correlacionó positivamente con la potencia media después de ajustar por edad ósea, peso, talla, experiencia en ejercicio, masa grasa y masa libre de grasa. Sin embargo, las concentraciones de 25(OH)D no se relacionaron con otros factores asociados al rendimiento, ni con marcadores sanguíneos. Además, análisis de regresión revelaron que las concentraciones de 25(OH)D no fueron predictores del rendimiento en atletas adolescentes. En conclusión, los niveles de vitamina D parecen influir en el rendimiento anaeróbico, pero no se conocen los mecanismos que lo justifican. Por otra parte, la importancia de la vitamina D sobre la salud no debe ser infravalorada, especialmente en los periodos de crecimiento.

La valoración de los niveles de vitamina D en sangre debe ser rutinario en los deportistas que buscan rendimiento. Incluso en países soleados como el nuestro, la insuficiencia de vitamina D es muy prevalente en los deportistas y todos los resultados de los estudios realizados en los últimos años apuntan a una influencia en el rendimiento.