Los BCAA atenúan el dolor muscular después de entrenamiento de fuerza

Estudios previos han informado los efectos positivos de la suplementación con aminoácidos de cadena ramificada (BCAA) sobre la reducción de los marcadores plasmáticos de daño muscular y dolor subjetivo después del ejercicio de fuerza. Sin embargo, una variedad de factores puede potencialmente moderar su eficacia.

Recientemente se han publicado los resultados de un metaanálisis (Khemtong y col, 2021; Nutrients 31-may; doi: 10.3390/nu13061880) cuyo objetivo fue resumir la evidencia sobre el efecto de la suplementación con BCAA sobre los marcadores de daño muscular plasmático y el dolor después del ejercicio de fuerza solo en hombres entrenados, considerando las enzimas lactato deshidrogenasa plasmática (LDH) y la creatincinasa (CK). Nueve estudios cumplieron los criterios de inclusión.

Los resultados mostraron un efecto positivo para la CK a <24, 24 y 48 h después del ejercicio y para el dolor muscular solo a <24 h. Sin embargo, el efecto positivo no fue evidente para la LDH plasmática en ningún momento de seguimiento.

Los autores sugieren que la suplementación con BCAA puede atenuar el daño muscular y mejorar el dolor muscular después del ejercicio de fuerza en hombres entrenados.

La regeneración muscular es un proceso largo y requiere una fuente de nitrógeno, que solo puede obtenerse de proteínas y aminoácidos, no de carbohidratos y grasas. Por lo tanto, es probable que el efecto significativo de la suplementación con BCAA en la atenuación de la elevación de CK se asocie con el acortamiento de la segunda etapa regenerativa de la inflamación suministrando una fuente de nitrógeno. Aunque los resultados no se pueden dar como definitivos, en mi opinión y por la evidencia disponible, es defendible la suplementación con BCAA desde 24 h antes de un ejercicio que previsiblemente se asocie a daño muscular, hasta 72 h después de finalizado el ejercicio09