¿La hora en la que se hace ejercicio influye en el control del peso corporal?

Muchas personas utilizan el ejercicio como la estrategia principal para perder peso; sin embargo, el ejercicio por sí solo es modestamente efectivo para perder peso y da como resultado respuestas variables. Es posible que parte de la variabilidad en la pérdida de peso se explique por la hora del día en que se realiza el ejercicio. Pocos estudios han comparado directamente los efectos del ejercicio realizado en diferentes momentos del día (es decir, ejercicio matutino versus ejercicio vespertino). Los resultados de estos estudios muestran investigaciones que demuestran una pérdida superior de peso y masa grasa con el ejercicio matutino, mientras que otros estudios han encontrado que el ejercicio nocturno puede ser mejor para controlar el peso. El horario del ejercicio puede alterar los comportamientos de estilo de vida modificables relacionados con el control del peso, como la actividad física sin ejercicio, la ingesta de energía y el sueño.

Recientemente se ha publicado una revisión (Blankenship y col, 2021; Int J Sports Med 25-may; doi: 10.1055/a-1485-1293) cuyo objetivo fue mostrar las pruebas a favor y en contra de los efectos del ejercicio que dependen del momento del día sobre el control del peso. También se revisaron estudios que examinaron el efecto de la sincronización del ejercicio en otros comportamientos de estilo de vida relacionados con la regulación del peso corporal. Si bien el ejercicio en cualquier momento del día es beneficioso para la salud, comprender si existe un momento óptimo del día para hacer ejercicio puede promover paradigmas de tratamiento personalizado para el control del peso.

Existe una alta variabilidad individual en la pérdida de peso asociada a la realización de ejercicio. La hora del día en la que se realiza el ejercicio puede ser uno de los factores importantes que contribuya a esa variabilidad individual de respuesta al ejercicio. La hora a la que se hace el ejercicio afecta potencialmente a 3 áreas que están relacionadas con el control del peso: 1) consumo de energía; 2) gasto de energía; y 3) sueño. Así, sabemos que el ejercicio realizado por la mañana favorece la oxidación de los ácidos grasos como fuente de energía, mientras que el realizado por la tarde favorece la oxidación de los carbohidratos. Aunque sin tanta evidencia científica, se sugiere que el entrenamiento de mañana favorece el sueño, mientras que el realizado por la tarde puede en algunos casos dificultarlo. Si está más probado científicamente que la calidad y cantidad de sueño afecta positivamente al control del peso corporal, incrementa la actividad física no asociada al entrenamiento y aumenta el gasto de energía diario. En cualquier caso, los estudios que comparan los efectos del ejercicio sobre el peso corporal, cuando el ejercicio se realiza por la mañana o por la tarde no son concluyentes.