¿Influye la intensidad en el entrenamiento de fuerza en el gasto calórico?

El entrenamiento de fuerza (ST) se considera una estrategia importante para mantener el peso corporal ya que promueve el gasto de energía global (EE). Sin embargo, la combinación y manipulación de variables (intensidad y volumen) se asocian a diferentes adaptaciones. Recientemente se han publicado los resultados de un metaanálisis (Joäo y col, 2019; Clin Physiol Funct Imaging 31-oct; doi: 10.1111/cpf.12604) cuyo objetivo fue investigar los efectos del entrenamiento de fuerza sobre el gasto de energía en adultos. Se identificaron en la literatura 2 métodos de entrenamiento de fuerza: circuito (CT) y entrenamiento tradicional (TT). Los resultados mostraron un mayor efecto sobre el gasto energético a favor de TT frente al circuito. Realizados los ajustes pertinentes los autores no observaron diferencias en el gasto de energía asociado a la intensidad del ejercicio. Los autores concluyeron que la intensidad del ejercicio no parece asociarse al aumento de gasto energético en entrenamiento de fuerza.

El entrenamiento de fuerza es muy eficaz en la regulación del peso corporal en personas con exceso de grasa corporal ya que eleva el metabolismo basal y ello proporciona un mayor gasto energético sostenido en el tiempo. Si el entrenamiento en circuito es más eficaz que el entrenamiento tradicional de fuerza va a depender de los ejercicios incluidos en el análisis, así como del volumen e intensidad con que se realicen. Los resultados del metaanálisis comentado ponen más énfasis en el volumen que en la intensidad lo que puede ser una buena noticia para muchas personas que no les gusta ir a “sufrir” cuando entrenan.