HIIT corto VS HIIT largo: adaptaciones fisiológicas

HIIT, bici, cardio

El entrenamiento interválico de alta intensidad (HIIT) tiene distintas variantes en su estructura respecto a la duración de los intervalos. Así, intervalos de 30 s a 1 min se denominan HIIT corto, y cuando son de >3 min se designan como HIIT largo.

Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Ronnestad y col, 2021; Int J Sports Physiol Perform 18-mar; doi: 10.1123/ijspp.2020-0647) cuyo objetivo fue comparar los efectos de 1 semana de aplicación de HIIT corto (5 sesiones, de 5 series con 12×30 s, con 15 s de recuperación) o HIIT largo (5 sesiones, con 6 series de 5 min con 2,5 min de recuperación entre series), sobre indicadores de rendimiento en ciclistas bien entrenados.

Los resultados mostraron que el VO2max aumentó en mayor medida con el HIIT corto (5,7%), así como en la potencia asociada a una concentración sanguínea de lactato de 4 mM/L. No se observaron diferencias en otras variables fisiológicas, ni en la eficiencia mecánica, ni en la potencia pico alcanzada en un test de 1 min de máxima intensidad.

Los autores concluyeron que el HIIT corto induce superiores mejoras en indicadores de rendimiento aeróbico frente al HIIT largo en un corto periodo de tiempo.

La estructura del HIIT determina en gran manera los efectos que conlleva. Lo que está claro es que un HIIT genuino no se puede aplicar 5 veces en una semana. Si es así, la única explicación es que la estructura o diseño del HIIT ha sido devaluado en alguno de los factores que componen tu diseño. En ese caso, ya no estamos ante un verdadero HIIT por lo que las conclusiones a la hora de comparación son cuestionables.

SUSCRÍBETE AHORA AL CLUB EPT, Y LLÉVATE TODAS LAS FORMACIONES POR SÓLO 49€, ADEMÁS DE PODER ACCEDER A ARTÍCULOS ESPECIALES DEL BLOG