Efectos del HIIT y el ayuno intermitente sobre la composición corporal y rendimiento en mujeres

Las estrategias nutricionales pueden tener efecto sobre la composición corporal y el rendimiento físico. El ayuno intermitente (IF) es un patrón de alimentación que alterna entre períodos de alimentación y ayuno en períodos de tiempo específicos. Además, es una estrategia habitual en deportistas que buscan perder grasa corporal. Sin embargo, esta estrategia puede afectar negativamente el rendimiento físico, en comparación con otras estrategias de pérdida de peso.

Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Martínez-Rodriguez y col, 2021; Int J Environ Res Public Health 14-jun; doi: 10.3390/ijerph18126431) cuyo  objetivo fue estudiar los efectos del entrenamiento interválico de alta intensidad (HIIT), con o sin ayuno intermitente, sobre el rendimiento muscular y anaeróbico en 14 mujeres físicamente activas (27 ± 6 años). Se midió la composición corporal (antropometría), la fuerza de agarre de la mano y la altura del salto con contramovimiento (CMJ), además de un test de Wingate de 30 s.

Los resultados mostraron que el HIIT + IF redujo la masa grasa (1 kg, p <0.05, d = 1.1; 1.5%, p <0.01, d = 1.0) y aumentó la altura del CMJ (6.2 cm, p <0.001, d = 1.8). Además, el cambio en la altura del CMJ en HIIT + IF fue mayor que en HIIT (5,2 cm, p <0,001, d = 1,9).

Los autores sugieren que el ayuno intermitente más HIIT puede ser una estrategia nutricional eficaz para disminuir la masa grasa y aumentar el rendimiento del salto.

El ayuno intermitente es habitual en deportistas que desean disminuir su masa grasa, pero en realidad en el ámbito del deporte el objetivo principal a la hora de utilizar el ayuno intermitente es mejorar el rendimiento, especialmente en resistencia aeróbica. El ayuno intermitente no necesariamente establece un balance calórico negativo, por lo que puede ser utilizado sin objetivo de perder grasa corporal.