Efectos del ejercicio sobre la densidad mineral ósea en hombres

A diferencia de las mujeres posmenopáusicas, la evidencia de un efecto favorable del ejercicio sobre la densidad mineral ósea (DMO) todavía es limitada para los hombres. Esto puede deberse a la escasez de estudios, pero también a la gran variedad de participantes y características del estudio que pueden diluir los resultados del estudio.

Recientemente se han publicado los resultados de un metaanálisis (Mages y col, 2021; Nutrients 26-nov; doi: 10.3390/nu13124244) cuyo objetivo fue evaluar el efecto del ejercicio sobre los cambios en la DMO. Se realizó una búsqueda exhaustiva de seis bases de datos electrónicas hasta el 15 de mar Se identificaron doce estudios con 16 grupos de ejercicio y 12 de control.

Los resultados mostraron un efecto bajo pero significativo del ejercicio sobre la DMO en los hombres. Sin embargo, actualmente no se pueden ofrecer recomendaciones de ejercicio ni siquiera aproximadas para las cohortes masculinas.

La pérdida de densidad mineral ósea es un problema de primera magnitud en muchas mujeres posmenopáusicas. En los hombres, la pérdida de densidad mineral ósea no es tan marcada y en general se mantiene mejor con el paso de los años. Los efectos del ejercicio en este sentido con menos aparentes en hombres por los motivos anteriormente referidos; no obstante, siguen siendo los ejercicios que implican impacto, tracción y torsión óseos los que se vinculan a la mejora de la densidad mineral ósea.

SUSCRÍBETE AHORA AL CLUB EPT, Y LLÉVATE TODAS LAS FORMACIONES POR SÓLO 49€, ADEMÁS DE PODER ACCEDER A ARTÍCULOS ESPECIALES DEL BLOG