Efectos del ciclo menstrual y de los contraceptivos orales sobre las medidas de composición corporal

La respuesta hormonal asociada a las diferentes fases del ciclo menstrual puede influenciar en la valoración de la composición corporal de las deportistas.

Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Thompson y col, 2021; Eur J Appl Physiol 22-jul; doi: 10.1007/s00421-021-04771-9) cuyo objetivo fue investigar el efecto de las hormonas femeninas fluctuantes durante el ciclo menstrual (MC) y el ciclo de anticonceptivos orales (AO) en diferentes medidas de composición corporal.

Se evaluaron veintidós mujeres con un MC natural y treinta mujeres que tomaban anticonceptivos orales monofásicos combinados durante tres fases del ciclo menstrual. Se realizaron mediciones de peso corporal, pliegues cutáneos, análisis de impedancia bioeléctrica (BIA), ultrasonido, absorciometría dual de rayos X (DXA) y tomografía computarizada cuantitativa periférica (pQCT) para evaluar la composición corporal. Se midió la gravedad específica de la orina (USG) como una indicación de hidratación, y se midieron el estradiol y la progesterona séricos para confirmar las fases del ciclo.

Los resultados no mostraron cambios significativos durante el ciclo de MC y AO para el peso corporal, USG, pliegues cutáneos, BIA, ultrasonido y medidas de pQCT. Sin embargo, el porcentaje de grasa corporal de DXA y la masa grasa fueron menores en la fase folicular tardía en comparación con la fase lútea media del MC, mientras que para el ciclo AO, el porcentaje de grasa corporal de DXA fue mayor y la masa magra menor en la fase hormonal temprana en comparación con la fase tardía de las hormonas.

Los autores sugieren que la evaluación del porcentaje de grasa corporal a través de BIA y pliegues cutáneos puede realizarse sin considerar el ciclo de MC ó AO. Sin embargo, la evaluación de la adiposidad corporal a través de DXA puede verse afectada por las fluctuaciones hormonales femeninas y, por lo tanto, puede ser aconsejable realizar la prueba repetida con DXA durante la misma fase del ciclo MC ó AO.

Si bien no podemos otorgar a estos datos el carácter de definitivos, son interesantes desde un punto de vista práctico, ya que con frecuencia se cuestionan las evaluaciones de la composición corporal realizadas por no controlar la fase del ciclo menstrual en la que se encuentra la mujer evaluada. En cualquier caso, bajo mi punto de vista siempre es preferible realizar todas las valoraciones en las mujeres en la misma fase del ciclo menstrual para evitar dudas sobre los resultados obtenidos