Efectos del aumento de consumo de proteínas sobre las ganancias de fuerza, potencia e hipertrofia muscular en entrenamiento concurrente

El entrenamiento concurrente incorpora modalidades de ejercicio dual, típicamente ejercicios de fuerza y ejercicios de resistencia aeróbica, ya sea en una sola sesión o como parte de un programa de entrenamiento periodizado, que pueden promover la fuerza muscular, masa, potencia / fuerza y ​​adaptaciones de la capacidad aeróbica para fines de rendimiento deportivo o salud / bienestar general. A pesar de los múltiples beneficios relacionados con la salud y el rendimiento del ejercicio, se ha informado una disminución de la hipertrofia muscular, la fuerza y ​​la potencia con el entrenamiento concurrente en comparación con el entrenamiento de fuerza de forma aislada.

Recientemente se ha publicado una revisión (Camera y col, 2021; Sports Med 25-nov; doi: 0.1007/s40279-021-01585-9) cuyo objetivo fue investigar el estado actual de conocimiento sobre la influencia del aumento de la ingesta de proteínas en las tasas de síntesis de proteínas musculares, hipertrofia, fuerza y ​​adaptaciones de fuerza / potencia después del entrenamiento concurrente agudo y crónico.

La proteína dietética está bien establecida para facilitar el crecimiento, la reparación y la regeneración del músculo esquelético durante la recuperación del ejercicio. Se ha estudiado mucho el grado en que el aumento de la ingesta de proteínas puede amplificar las respuestas de adaptación con el ejercicio de fuerza y, en menor medida, el ejercicio aeróbico. Por el contrario, se ha prestado mucha menos atención a la capacidad de la proteína para mejorar las respuestas anabólicas y metabólicas con estímulos contráctiles divergentes inherentes al entrenamiento concurrente y potencialmente anular la interferencia en la fuerza muscular, la potencia y la hipertrofia.

Los estudios de ejercicio simultáneo agudo proporcionan evidencia de la estimulación significativa de la síntesis de proteínas miofibrilares con proteínas en comparación con la ingestión de placebo. La ingesta alta de proteínas también puede aumentar los aumentos en la masa magra con el entrenamiento concurrente crónico, aunque estos aumentos no parecen traducirse en mejoras adicionales en las adaptaciones de la fuerza. De manera similar, la evidencia disponible indica que la ingesta de proteínas el doble de la ingesta recomendada y más no rescata las disminuciones en los aspectos selectivos de la fuerza muscular y la producción de potencia con el entrenamiento concurrente.

El entrenamiento concurrente (fuerza y resistencia aeróbica) es realizado por millones de personas en todo el mundo que buscan un mejor estado funcional y una mejora del estado de salud. También es utilizado en prácticamente todos los deportes, tanto en los que predomina la resistencia aeróbica, como los de fuerza. Numerosos estudios han mostrado algunas interferencias en las adaptaciones fisiológicas, especialmente cuando no se realiza una adecuada planificación y/o no se respetan los tiempos de respuesta/adaptación de cada modalidad de entrenamiento.

SUSCRÍBETE AHORA AL CLUB EPT, Y LLÉVATE TODAS LAS FORMACIONES POR SÓLO 49€, ADEMÁS DE PODER ACCEDER A ARTÍCULOS ESPECIALES DEL BLOG