Efectos de la suplementación con proteína hidrolizada sobre la masa libre de grasa y la fuerza

No se ha evaluado la calidad de la evidencia existente sobre los efectos de la suplementación con proteínas hidrolizadas sobre la masa libre de grasa (FFM) y la fuerza de la parte superior e inferior del cuerpo bajo la intervención de entrenamiento de fuerza.

Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Shen y col, 2021; Crit Rev Food Sci Nutr 28-jul; doi: 10.1080/10408398.2021.1956877) que valoró la evidencia de la suplementación con proteínas hidrolizadas sobre la masa libre de grasa y la fuerza.

Los datos de 330 participantes en ocho estudios mostraron que la suplementación con proteínas hidrolizadas tuvo un efecto positivo sobre la FFM (n = 13, DME = 0,36, intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,16-0,56, P = 0,000) y sobre la fuerza de la parte inferior (n = 7 , DME = 0,43, IC del 95%: 0,16-0,69, P = 0,001) y superior del cuerpo (n = 5, DME = 0,17, IC del 95%: -0,06-0,41, P = 0,145) de individuos entrenados en fuerza en comparación con placebo, mostrando un aumento en la capacidad física y la fuerza muscular.

La suplementación deportiva trata de cubrir necesidades de nutrientes que la dieta por si sola difícilmente puede alcanzar, o bien aprovechar unos periodos de ingesta asociados al entrenamiento, en los que la ingesta de ciertos nutrientes puede ser más eficaz (ej. proteínas después de entrenar fuerza). La suplementación con proteínas posiblemente sea la rutina más utilizada por los deportistas, aunque hay que advertir que no necesariamente puede ser más eficaz que mantener un aporte proteico adecuado en la dieta. Aún así, la recomendación de ingerir un suplemento proteico después de entrenar fuerza es recomendable