Efectos de diferentes modalidades de ejercicio sobre la presión arterial de mujeres de edad avanzada hipertensas

La magnitud y duración del efecto hipotensor del ejercicio pueden estar influenciadas por el tipo de ejercicio realizado.

Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (de Oliveira Campos y col, 2021; J Sports Med Phys Fitness 61: 1404; doi: 10.23736/S0022-4707.20.11755-9) cuyo objetivo fue comparar la presión arterial sistólica (PAS) y diastólica (PAD) durante 24 horas después de una sola sesión de ejercicio aeróbico continuo (CA), aeróbico interválico (IA), de fuerza (RE) y de control (C) , entre mujeres mayores hipertensas bajo tratamiento farmacológico.

Métodos: El estudio se realizó en 30 mujeres de 67,5 ± 5,2 años que participaron en todas las sesiones aplicadas en orden aleatorio. Después de cada sesión, se les midió la presión arterial mediante un dispositivo oscilométrico y se les sometió a monitoreo ambulatorio de presión arterial las 24 horas.

Los resultados mostraron que inmediatamente después de las sesiones, se observó un menor valor de PAS en los grupos CA e IA en comparación con los grupos C y RE. Durante las 24 horas posteriores a las sesiones, hubo una mayor reducción de la PAS después de IA que después de otros tipos de ejercicio, siendo la reducción después de RE mayor que después de CA y C (P <0,01). En el período de vigilia, la reducción de PAS después de IA fue más intensa y, durante el sueño, IA y RE promovieron mayores reducciones de PAS, con reducción de PAD solo después de RE (P <0,01).

Los autores concluyeron que inmediatamente después de las sesiones de ejercicio hubo una caída de la PAS solo después de los ejercicios aeróbicos. Sin embargo, el ejercicio interválico aeróbico y el de fuerza fueron más efectivos para reducir la PA durante un período de 24 horas.

La “hipotensión post-ejercicio” está descrita desde los años 70 del siglo pasado. Entre los mecanismos propuestos para justificar este comportamiento, el papel de los barorreflejos parece clave. Este efecto hipotensor post-ejercicio tiene una duración de aproximadamente 24 h, por lo que en hipertensos se recomienda ejercicio diario con el fin de aprovechar esta respuesta fisiológica. Aunque diferentes modalidades de ejercicio provocan similares reducciones de la PA en la primera hora post-ejercicio, son el HIIT y el entrenamiento de fuerza prolongan la hipotensión durante las 24 h posteriores al ejercicio de una manera más evidente. Aplicar HIIT o entrenamiento de fuerza en hipertensos ha de realizarse bajo control médico, ya que son muy frecuentes las respuestas hipertensivas al ejercicio que pueden obligar a interrumpir la sesión.

SUSCRÍBETE AHORA AL CLUB EPT, Y LLÉVATE TODAS LAS FORMACIONES POR SÓLO 49€