Dieta alta en carbohidratos y entrenamiento intestinal, asociados al estatus gastrointestinal y al rendimiento

Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (King y col, 2022; Nutrients 5may; doi: 10.3390/nu14091929) cuyo objetivo fue implementar una estrategia múltiple (MAX) que incluía estrategias crónicas (2 semanas de dieta alta en carbohidratos [CHO] + entrenamiento intestinal) y agudas (carga de CHO + 90 g/h de CHO durante el ejercicio) para promover la disponibilidad de CHO endógenos y exógenos, en comparación con estrategias que reflejan rangos más bajos de las pautas actuales (CON) en dos grupos de atletas.

Diecinueve atletas masculinos de élite (MAX: 9; CON: 10) realizaron una sesión de marcha a pie de 26 km antes y después de las respectivas intervenciones para investigar la función gastrointestinal (capacidad de absorción), la integridad (lesión epitelial) y los síntomas (GIS).

Los resultados mostraron una variabilidad individual considerable en las respuestas, lo que resultó en un aumento estadísticamente significativo (p<0.001) aunque probablemente clínicamente insignificante (Δ 736 pg/mL) en I-FABP (proteína de transporte de glucosa-sodio en intestino delgado) después del ejercicio en todas las pruebas, sin diferencias significativas en el H2 respiratorio a través del ejercicio (p = 0,970). MAX se asoció con un aumento de síntomas gastrointestinales (GIS) en la segunda mitad del ejercicio, especialmente en GIS superior (p<0,01). Dieciocho corredores de distancia masculinos y femeninos altamente entrenados (MAX: 10; CON: 8) luego completaron una carrera de 35 km (28 km en estado constante + 7 km contrarreloj) apoyados por una estrategia MAX o CON ligeramente modificada. Se observó variabilidad interindividual, sin diferencias importantes en la proteína fijadora de ácidos grasos intestinales de células epiteliales (I-FABP) o GIS, debido al ejercicio, la prueba o el grupo, a pesar del aumento de 3 veces en la ingesta de CHO durante el ejercicio en MAX después de la intervención. La respuesta de la unión estrecha (claudina-3) disminuyó en ambos grupos desde antes hasta después de la intervención. Los grupos lograron una mejora de rendimiento similar desde antes hasta después de la intervención (CON = 39 s [95 IC 15-63 s]; MAX = 36 s [13-59 s]; p = 0,002).

Aunque esto sugiere que los aumentos adicionales en la disponibilidad de CHO por encima de las pautas actuales no confieren ventajas adicionales, las limitaciones en la ejecución de nuestro estudio (p. ej., pérdida de BM confusa en varios individuos a pesar de vivir en un ambiente de campo de entrenamiento y aumentos significativos en la capacidad aeróbica debido a la intensificación entrenamiento) pueden haber enmascarado pequeñas diferencias. Por lo tanto, los atletas deben cumplir con las pautas mínimas de CHO para los objetivos de entrenamiento y competencia, teniendo en cuenta que, con la práctica, se puede tolerar una mayor ingesta de CHO y puede contribuir a los resultados de rendimiento.

SUSCRÍBETE AHORA AL CLUB EPT, Y LLÉVATE TODAS LAS FORMACIONES POR SÓLO 49€, ADEMÁS DE PODER ACCEDER A ARTÍCULOS ESPECIALES DEL BLOG