¿Carbohidratos modificados para mejorar el rendimiento?

¿Qué pasaría si pudiéramos modificar la estructura química de los nutrientes para alterar su digestión, absorción y efectos metabólicos durante el ejercicio? ¿Podría esto mejorar el rendimiento? Estas son las preguntas que plantea un suplemento deportivo desarrollado recientemente que contiene almidón modificado hidrotermalmente.

Recientemente el Prof. Jeukendrup ha publicado en su BLOG un artículo al respecto (https://www.mysportscience.com/post/modified-carbohydrates) que resumimos en español a continuación.

¿Qué es el almidón hidrotermalmente modificado?

Los almidones son la principal forma de almacenamiento de carbohidratos en las plantas. Se pueden encontrar en patatas, legumbres, frutas, trigo, maíz, etc. Los científicos de alimentos han encontrado formas de modificar la estructura de los almidones exponiéndolos a cantidades específicas de humedad (hidro), calor (térmico) y/o productos químicos. Estas modificaciones tienen una variedad de aplicaciones, como mejorar los resultados de la cocción, alterar las formas/características de los alimentos y aumentar la vida útil de los mismos. Además, la modificación puede influir en la digestión y absorción de carbohidratos, algo que puede interesar a los atletas de resistencia aeróbica.

La modificación del almidón es otra forma de influir en el índice glucémico de los carbohidratos. El índice glucémico es un sistema de clasificación de la velocidad y la magnitud de la respuesta de la glucosa en sangre después de la ingesta. Los carbohidratos de alto índice glucémico dan como resultado picos rápidos y grandes de la glucosa en sangre después de la ingestión, mientras que los carbohidratos de índice glucémico bajo provocan un aumento más prolongado / leve.

Es importante destacar que las respuestas glucémicas influyen en las hormonas y el metabolismo. Específicamente, los aumentos en la glucosa en sangre dan como resultado la liberación de insulina del páncreas, lo que indica al músculo esquelético que absorba y almacene glucosa. La insulina también tiene el efecto de reducir la oxidación de grasas. Así, los carbohidratos de alto índice glucémico provocan grandes aumentos de insulina y favorecen la oxidación de los carbohidratos, mientras que la ingestión de carbohidratos de bajo índice glucémico reduce la respuesta de la insulina y aumenta la oxidación de grasas.

Como los carbohidratos son nuestro combustible principal durante el ejercicio de resistencia aeróbica de alta intensidad, pero los almacenamos en cantidades relativamente pequeñas en comparación con la grasa, es lógico plantear la hipótesis de que el aumento de la oxidación de grasa con carbohidratos de bajo índice glucémico puede permitirnos guardar nuestros preciados carbohidratos hasta lo necesitamos más (por ejemplo, el final de una carrera).

Basándose en estas premisas, muchos deportistas ven en un suplemento deportivo recientemente desarrollado que contiene almidón de maíz modificado hidrotermalmente con un índice glucémico muy bajo, una buena opción para mejorar el rendimiento.  Sin embargo, un examen de la investigación sugiere que este suplemento, al igual que cualquier otra opción nutricional de carbohidratos de bajo índice glucémico, no es todo lo que parece.

Se realizaron dos estudios para evaluar las respuestas fisiológicas y de rendimiento con la ingestión de este suplemento de almidón modificado. Los hallazgos se alinearon con la mayoría de las investigaciones que valoran el rendimiento y los carbohidratos de bajo índice glucémico. El almidón modificado redujo sustancialmente la respuesta de la glucosa en sangre y aumentó la oxidación de grasas durante el ejercicio, pero el rendimiento no mejoró. Además, observamos síntomas graves de malestar gastrointestinal con la ingesta de almidón modificado, en algunas personas. Quizás esto no sea sorprendente considerando que la absorción lenta requiere que los carbohidratos permanezcan en el intestino por períodos de tiempo más largos.

Resumen e implicaciones

Los suplementos de almidón modificado hidrotermalmente pueden mejorar la oxidación de grasas y promover concentraciones estables de glucosa en sangre durante el ejercicio. Sin embargo, las características que contribuyen a estos beneficios percibidos, que es la absorción lenta, también pueden alterar su intestino. Además, no hay evidencia que sugiera una mejora del rendimiento.

Lo más importante es que el almidón modificado funciona de la misma manera que los carbohidratos de bajo índice glucémico en general. Por lo tanto, si desea evitar los carbohidratos simples que aumentan la glucosa en sangre, ahorre dinero y busque alternativas de alimentos integrales con bajo índice glucémico.

Bibliografía

Baur, DA, Vargas, F de CS, Bach, CW, Garvey, JA, and Ormsbee, MJ. Slow-Absorbing Modified Starch before and during Prolonged Cycling Increases Fat Oxidation and Gastrointestinal Distress without Changing Performance. Nutrients 8: E392, 2016.

Baur, DA, Willingham, BD, Smith, KA, Kisiolek, JN, Morrissey, MC, Saracino, PG, et al. Adipose Lipolysis Unchanged by Preexercise Carbohydrate Regardless of Glycemic Index. Med Sci Sports Exerc 50: 827–836, 2018.

Burdon, CA, Spronk, I, Cheng, HL, and O’Connor, HT. Effect of Glycemic Index of a Pre-exercise Meal on Endurance Exercise Performance: A Systematic Review and Meta-analysis. Sport. Med. 47: 1087-1101, 2017.

Donaldson, CM, Perry, TL, and Rose, MC. Glycemic index and endurance performance. Int J Sport Nutr Exerc Metab 20: 154–65, 2010.

Roberts, MD, Lockwood, C, Dalbo, VJ, Volek, J, and Kerksick, CM. Ingestion of a high-molecular-weight hydrothermally modified waxy maize starch alters metabolic responses to prolonged exercise in trained cyclists. Nutrition 27: 659–65, 2011.