Aplicabilidad de los test de campo en fútbol

El deseo de hacer que las pruebas de aptitud física sean más baratas y fáciles de realizar en un entorno deportivo de equipo ha llevado al desarrollo de numerosas pruebas de aptitud aeróbica en el campo. Esto ha contribuido a una creciente confusión entre los entrenadores de fuerza y ​​acondicionamiento sobre cuál usar.

Recientemente se han publicado los resultados de una revisión (Bok D, Foster C, 2021; J Funct Morphol Kinesiol 18-ago; doi: 10.3390/jfmk6030069) cuyo objetivo fue examinar la confiabilidad, validez, sensibilidad y utilidad de las pruebas de aptitud aeróbica de campo comúnmente utilizadas y proporcionar pautas prácticas para su uso en el fútbol.

La prueba de pista de la Universidad de Montreal (UMTT) y la prueba Vam Eval parecen ser las mejores opciones para estimar el consumo máximo de oxígeno (VO2max), mientras que el test intermitente 30-15 (30-15IFT) sugiere una sensibilidad superior para realizar un seguimiento de los cambios en la forma física. El UMTT y el 30-15IFT son las mejores soluciones para la prescripción de sesiones de entrenamiento de intervalos de alta intensidad largos y cortos, respectivamente. Todas las pruebas de campo se presentan en su mayoría con una utilidad cuestionable, pero en conjunto son test que presentan validez.

Se recomienda a los preparadores físicos que elijan la prueba de campo a aplicar en función de su objetivo específico