Suplementos antioxidantes y rendimiento de resistencia aeróbica

Los atletas de resistencia aeróbica suelen consumir suplementos antioxidantes para minimizar el estrés oxidativo inducido por el ejercicio, con la intención de mejorar la recuperación y mejorar el rendimiento. Existen numerosos suplementos nutricionales disponibles en el mercado que están dirigidos a atletas que supuestamente poseen propiedades antioxidantes. Sin embargo, la mayoría de estos compuestos están poco investigados con respecto a su actividad redox in vivo y eficacia en humanos. Recientemente se ha publicado una revisión (Mason y col, 2020; Redox Biol 20:101471; doi: 10.1016/j.redox.2020.101471) cuyo objetivo fue analizar los compuestos comúnmente disponibles con supuestos efectos antioxidantes para uso de los atletas. La N-acetil cisteína puede ser beneficiosa durante los días previos a un evento de resistencia aeróbica; mientras que la ingesta crónica de 1000 mg combinados de vitamina C + vitamina E no se recomienda durante los períodos de entrenamiento pesado asociado con adaptaciones en el músculo esquelético. La melatonina, la vitamina E y el ácido α-lipoico parecen eficaces para disminuir los marcadores de estrés oxidativo inducido por el ejercicio. Sin embargo, la evidencia sobre sus efectos en el rendimiento de resistencia es insuficiente o sin suficiente apoyo. Las catequinas, las antocianinas, la coenzima Q10 y la vitamina C pueden mejorar la función vascular, sin embargo, la evidencia se limita a subpoblaciones específicas y/o no se traduce en un mejor rendimiento. Finalmente, la investigación adicional debería aclarar los beneficios potenciales de la curcumina para mejorar la recuperación muscular después del ejercicio intensivo; y los posibles efectos perjudiciales de la astaxantina, el selenio y la vitamina A en las adaptaciones del músculo esquelético al entrenamiento de resistencia. En general, los autores destacan la falta de evidencia de apoyo científico para recomendar compuestos antioxidantes a los atletas.

La suplementación con antioxidantes genera una discusión recurrente desde hace tiempo. Lo que nos dice la ciencia a día de hoy es que no es necesario suplementar a los deportistas con antioxidantes. Una adecuada nutrición y una correcta planificación del entrenamiento serían suficientes para permitir las adaptaciones asociadas al ejercicio. Incluso, la mayoría de los autores apoyan la idea de que los antioxidantes en exceso pueden dificultar las adaptaciones fisiológicas asociadas al ejercicio.