Entrenamiento de fuerza en edad avanzada: una herramienta útil contra la sarcopenia

La pérdida de masa y fuerza muscular en la población de edad avanzada (especialmente a partir de los 65-70 años) representa un problema de salud pública. Debido a la alta prevalencia de fragilidad en adultos mayores, se implementa como primera opción el ejercicio cardiovascular o de baja intensidad. Aunque beneficiosos, estos esquemas de entrenamiento no son tan efectivos como el entrenamiento de fuerza para aumentar la fuerza muscular y la hipertrofia. De hecho, cuando se realiza de forma progresiva y bajo supervisión profesional, el entrenamiento basado en la fuerza se ha propuesto como una metodología importante y válida para reducir los problemas relacionados con la sarcopenia.

Recientemente se ha publicado una revisión (Cannataro y col, 2022; Front Sports Act Living 18-jul; doi: 10.3389/fspor.2022.950949) en la que los autores resumen los beneficios del entrenamiento de fuerza con pesas, sino que también destacan recomendaciones prácticas y otros métodos no convencionales (p. ej., entrenamiento en suspensión) como parte de una estrategia integral contra la sarcopenia. También se describen las direcciones futuras, incluidas las configuraciones de conjuntos de grupos y el entrenamiento de resistencia de alta velocidad.

El entrenamiento de fuerza con o sin otras estrategias contra la sarcopenia (por ejemplo, alto contenido de proteínas en la dieta, suplementos de creatina, etc.) representan una forma segura para evitar el avance de la sarcopenia, al mejorar los cambios en la composición corporal (aumentar la masa muscular) y la funcionalidad que se ven afectados por el proceso de envejecimiento.

Programas de entrenamiento de resistencia individualizados y periodizados podrían actuar contra la progresión/desarrollo de la sarcopenia al mejorar la fuerza muscular, proporcionando un estímulo hipertrófico que puede contribuir al mantenimiento de la masa muscular, mejorar la vigilancia inmunológica, y favorecer la correcta postura.

Población general y profesionales de la salud/ejercicio deben ser conscientes de que la combinación de entrenamiento de fuerza y resistencia aeróbica probablemente sea la estrategia óptima para mejorar la adherencia y eficacia del entrenamiento.

Artículo a texto completo en: https://www.fisiologiadelejercicio.com/wp-content/uploads/2022/08/fspor-04-950949.pdf

SUSCRÍBETE AHORA AL CLUB EPT, Y LLÉVATE TODAS LAS FORMACIONES POR SÓLO 49€, ADEMÁS DE PODER ACCEDER A ARTÍCULOS ESPECIALES DEL BLOG