Efecto de diferentes ejercicios sobre los niveles de irisina circulante

La irisina es una mioquina secretada por el músculo esquelético durante el ejercicio que aumenta el metabolismo de los lípidos, convirtiendo el tejido adiposo blanco en tejido adiposo marrón. Estudios recientes han mostrado resultados contradictorios en relación con el ejercicio crónico y agudo y sus efectos sobre la irisina.

Recientemente se han publicado los resultados de un metaanálisis (Kazeminasab y col, 2022; Oxid Med Cell Longev 22-jul; doi: 10.1155/2022/8235809) cuyo objetivo fue evaluar los efectos del entrenamiento agudo y crónico sobre el nivel de irisina circulante (plasma/suero) en sujetos sanos.

De los 16 estudios incluidos, seis eran estudios de ejercicios agudos (175 participantes). Los ejercicios aeróbicos y anaeróbicos se asociaron con un mayor nivel de irisina, en comparación con el control. En los diez estudios de ejercicio crónico (433 participantes), el entrenamiento de fuerza fue superior al entrenamiento anaeróbico y aeróbico. Sin embargo, al comparar los estudios de ejercicio agudo y crónico, el entrenamiento agudo mostró el potencial más excelente como el mejor tratamiento para mejorar el nivel de irisina.

Este metaanálisis mostró que el ejercicio aeróbico agudo tiene un mayor efecto sobre los niveles de irisina que el ejercicio anaeróbico agudo. Además, el entrenamiento de fuerza crónico tiene el mayor efecto aditivo sobre los niveles de irisina en comparación con el entrenamiento aeróbico y anaeróbico crónico.

SUSCRÍBETE AHORA AL CLUB EPT, Y LLÉVATE TODAS LAS FORMACIONES POR SÓLO 49€, ADEMÁS DE PODER ACCEDER A ARTÍCULOS ESPECIALES DEL BLOG