Inmersión en agua fría después de entrenamiento interválico de esprint

Los beneficios de la utilización de frío después de las sesiones de entrenamiento están en entredicho, siendo distintos grupos de investigación los que han sugerido que puede incluso interferir negativamente en los procesos de adaptación fisiológica. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Broatch y col, 2017; Am J Physiol Regul Integr Comp Physiol 5-jul) cuyo objetivo fue investigar los mecanismos moleculares por los que la aplicación de frío post-ejercicio (inmersión en agua fría, CWI) podría alterar los mecanismos asociados a la biogénesis mitocondrial después de una sesión de entrenamiento y de 6 semanas de aplicación de entrenamiento interválico de esprint (SIT). Participaron 19 sujetos que realizaron una sesión de SIT seguida de uno de los siguientes protocolos de recuperación: 15 min de inmersión en agua fría (COLD; 10ºC) o 15 min de estancia en temperatura ambiente (CON; 23ºC). Dieciséis de los sujetos también completaron 6 semanas de SIT, y cada sesión fue seguida de una modalidad de recuperación con una de las condiciones descritas. Se obtuvieron en total cuatro biopsias musculares, tres durante la sesión única de SIT (pre-ejercicio, post-recuperación y 3 h post-recuperación) y una 48 h después de la última sesión del periodo de 6 semanas de entrenamiento. Los resultados mostraron como después de la sesión de SIT, AMPK, p-p38 MAPK, p-p53 y PGC1α mRNA todos aumentaron significativamente. La aplicación de frío post-entrenamiento no tuvo efecto sobre esas respuestas. Tampoco la aplicación de frío continuado durante las 6 semanas de entrenamiento SIT modificó las respuestas de PGC-1α ó p53. Por otra parte, seis semanas de entrenamiento SIT aumentó los valores de VO2pico y el rendimiento en test de 2 k. Sin embargo, la aplicación de frío de manera regular después de los entrenamientos no modificó esas respuestas. Los autores sugieren que la aplicación de frío post-ejercicio no parece interferir en las adaptaciones asociadas a 6 semanas de aplicación de SIT, pero queda sin responder si la aplicación de frío es una estrategia eficaz y por tanto recomendable para promover la biogénesis mitocondrial y la mejora del rendimiento en resistencia aeróbica.

La aplicación de frío post-ejercicio ha sido y es un procedimiento habitual en muchos deportes. Durante muchos años la valoración de esta práctica fue positiva en base a percepciones de entrenadores y atletas, pero desde hace algún tiempo se está cuestionando o al menos discutiendo su verdadera utilidad y con ello su recomendación. En mi opinión aún no hay datos suficientes para ser concluyentes, pero la tendencia de los resultados no apunta como ventajosa la aplicación de frío post-ejercicio.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies