Hipertrofia y fuerza: series descendentes vs entrenamiento convencional

La técnica de drop sets o entrenamiento descendente, muy utilizada en el fisioculturismo, consiste en realizar el máximo número de repeticiones con una determinada carga, reduciendo la misma inmediatamente para poder proseguir las repeticiones. En general, no se recomiendan más de tres cargas progresivamente decrecientes. Evidentemente no hay descanso entre series. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Fink y col, 2017; J Sports Med Phys Fitness 26-abr) cuyo objetivo fue investigar los efectos de 2 diferentes protocolos de entrenamiento de fuerza (RT) sobre la hipertrofia y la fuerza. El primer grupo realizó una sesión de drop sets (DS) y el segundo grupo realizó 3 series de entrenamiento de fuerza convencional (NS). El entrenamiento se llevó a cabo durante 6 semanas, y la hipertrofia muscular fue valorada mediante resonancia magnética (MRI), mientras que la fuerza se valoró con un test 12 RM. Marcadores de estrés agudo como el espesor muscular (MT), lactato en sangre (BL), contracción voluntaria máxima (MVC), frecuencia cardiaca (HR) y percepción subjetiva del esfuerzo (RPE), fueron valorados antes y después de una sesión aislada. Los resultados mostraron que ambos grupos aumentaron significativamente el área transversal del tríceps (10,0 ±2,3% para DS y 5,1±2,1% para NS). La fuerza se incrementó en ambo grupos (16,1±12,1% en DS y 25,2±17,5% para NS). Las medidas pre/post de una sesión de entrenamiento mostraron diferencias significativas en MT (18,3±5,8%, p<0,001) y MVC (-13,3±7,1, p<0,05) solo en el grupo DS, observando diferencias entre grupos en RPE (7,7±1,5 para DS y 5,3±1,4 para NS). Los autores sugieren superiores ganancias en masa muscular con el entrenamiento descendente (drop sets) frente al convencional de 3 series, probablemente debido a un mayor estrés experimentado en el protocolo DS.

Los factores que condicionan la hipertrofia muscular no están totalmente aclarados. El elevado nivel de tensión muscular y el estrés metabólico figuran como elementos clave en ese proceso. Distintos estudios han comprobado que los protocolos en fatiga se asocian a una mayor síntesis de proteínas miofibrilares, al tiempo que favorecen la incorporación de las células satélite. Durante muchos años, los fisicoculturistas han observado empíricamente la eficacia del entrenamiento descendente en relación a su principal objetivo: la hipertrofia. En cualquier caso, el perfil de la población a la que se aplica estos protocolos condicionará también los resultados.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies