Entrenamiento interválico de potencia de alta intensidad

(post destacado 2017) Aunque habitualmente nos referimos al entrenamiento interválico de alta intensidad como HIIT ó HIT, en realidad es un término que afecta a más modalidades de entrenamiento. Así, el HIIT se refiere al entrenamiento interválico aeróbico de alta intensidad, mientras que existen otras modalidades de entrenamiento interválicas de alta intensidad referidas al metabolismo glucolítico o a la fuerza muscular. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Romero-Arenas y col, 2017; J Strength Cond Res 11-ene) cuyo objetivo fue determinar la eficacia de un entrenamiento interválico de potencia de alta intensidad (HIPT) frente a un programa de potencia tradicional (TPT) sobre el rendimiento aeróbico y de potencia. Los voluntarios fueron asignados aleatoriamente en tres grupos. Un grupo realizó el entrenamiento de potencia tradicional (TPT), el segundo grupo realizó un entrenamiento de potencia organizado en circuito (HIPT), y el tercero sirvió como grupo control (CON). El entrenamiento consistió en 3 sesiones a la semana durante 6 semanas. El grupo TPT realizó 3-5 series de cada ejercicio con 90 s de recuperación entre ejercicios, mientras que el grupo HIPT realizó un circuito (15 s de recuperación entre ejercicios). Se midió la velocidad aeróbica máxima (MAS), test de Wingate, test de alto contramovimiento (CMJ) y curva de carga-potencia en press de banca. Los resultados mostraron que ambos protocolos de entrenamiento incrementaron la producción de potencia en el test de Wingate, altura y potencia en CMJ y potencia pico en la relación carga-potencia. Sin embargo, solo el grupo HIPT mejoró significativamente la MAS. Los resultados sugieren que el HIPT puede ser tan eficaz como el TPT para mejorar el rendimiento de potencia en jóvenes adultos. Además, solo el HIPT mejoró la velocidad aeróbica máxima.

El entrenamiento de potencia en circuito ha mostrado su eficacia en numerosas investigaciones en el ámbito de la fuerza, la potencia y distintas variables relacionadas con la resistencia aeróbica. Esta clásica modalidad de entrenamiento es la base del moderno crossfit, en el que la alta intensidad preside un entrenamiento interválico de estaciones sucesivas de fuerza y potencia. Es mi opinión, esta modalidad de entrenamiento es seguramente la más recomendable para personas que buscan una mejora general de la capacidad funcional muscular y aeróbica, al tiempo que potencian los marcadores de salud. No obstante, asumir que la mejora de la velocidad aeróbica máxima es sinónimo de mejora del rendimiento en resistencia aeróbica, puede ser discutido.

Tags

Deja un comentario

Cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses.

Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies