Entrenamiento de fuerza: el gran olvidado de los corredores aficionados

(post destacado 2016) Que a los corredores aficionados de resistencia aeróbica les gusta correr es una obviedad, que la mayoría corren por divertirse sin la vista en el crono es cierto, pero que muchos se marcan objetivos mirando el crono es una realidad. Este último numerosísimo grupo habitualmente sigue planes de entrenamiento (la gran mayoría sin entrenador) vinculados al rendimiento, y un porcentaje abrumadoramente mayoritario no entrena fuerza específica. La economía de carrera (RE) y la velocidad aeróbica máxima (VAM) se consideran 2 de los indicadores más importantes del rendimiento en corredores de resistencia aeróbica. Además de estos, los factores neuromusculares son claves para alcanzar un determinado nivel de rendimiento, y esos factores mejoran específicamente con el entrenamiento de fuerza. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Beattie y col, 2016; J Strength Cond Res 21-abr) cuyo objetivo fue investigar los efectos de 40 semanas de entrenamiento de fuerza sobre la fuerza (máxima y fuerza reactiva), VAM, economía de carrera y composición corporal en atletas de resistencia aeróbica. El grupo fue dividido en dos: grupo de intervención y grupo control. Durante las semanas 0, 20 y 40, cada sujeto completó diferentes valoraciones fisiológicas (velocidad a 2 y 4 mM de lactato, RE, VAM, VO2max), de fuerza (1RM squat, salto contramovimiento, salto desde 0,3 m) y composición corporal. Los resultados mostraron que el grupo de intervención alcanzó mejoras significativas en las cualidades ligadas a la fuerza, RE y VAM en las semanas 20 y 40. El grupo control no mostró cambios significativos. El estudio demostró que 40 semanas de entrenamiento de fuerza mejoró significativamente factores fisiológicos ligados al rendimiento sin provocar una concomitante hipertrofia.

Miles de corredores de maratón de todo el mundo, señalan al músculo como limitante principal de su rendimiento; sin embargo, solo una minoría decide entrenar fuerza con el fin de minimizar ese limitante. Lo cierto es que este comportamiento no se entiende muy bien, máxime cuando el entrenamiento de fuerza aplicado en corredores ha demostrado sobradamente sus efectos sobre el rendimiento

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies