Entrenamiento concurrente: ¿HIT y fuerza no interfieren?

entren-concurrenteEl denominado entrenamiento concurrente se refiere a la combinación de sesiones de ejercicio de resistencia aeróbica con otras de fuerza, aplicadas en una misma sesión o en sesiones diferentes en el mismo día o en días diferentes. Hay mucho publicado sobre este tema, pero debido a la enorme variedad de combinaciones, tanto en el tiempo de aplicación, como en las modalidades de entrenamiento aplicados, es imposible tener una única conclusión. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Fyfe y col, 2016; Front Physiol 7: 487) cuyo objetivo fue determinar el efecto del entrenamiento concurrente utilizando entrenamiento interválico aeróbico de alta intensidad (HIT) o entrenamiento continuo moderado (MICT) sobre la fuerza máxima, salto contramovimiento (CMJ) y adaptaciones en la composición corporal, comparado con únicamente sesiones de entrenamiento de fuerza (RT). Participaron sujetos físicamente activos de 30 años de edad media con 44 mlO2/kg/min de VO2max que realizaron durante 8 semanas (3 sesiones/semana) diferentes entrenamientos: 1) HIT combinado con RT (grupo HIT+RT); 2) MICT combinado con RT (grupo MICT+RT); ó 3) RT únicamente (grupo RT). Los resultados mostraron una mejora del 1RM de prensa de piernas en RT (+38%) y HIT+RT (+28,7%) y MICT+RT (27,5%), si bien la magnitud del cambio fue mayor en RT frente a HIT+RT ó MICT+RT. No hubo diferencias significativas entre grupos en los valores de 1RM de press de banca. RT indujo mayores ganancias en CMJ frente a HIT+RT y MICT+RT. La masa libre de grasa de la parte inferior del cuerpo aumentó de manera similar en RT y MICT-RT, siendo el cambio menor en HIT+RT. Los autores sugieren que el entrenamiento aeróbico, sea continuo o interválico, interfiere negativamente en la mejora de la fuerza y rendimiento del salto contramovimiento, en comparación con el entrenamiento de fuerza aislado. Los resultados indican además que la intensidad del entrenamiento aeróbico no es un factor crítico en esa interferencia.

Hablar de entrenamiento concurrente sin considerar los factores asociados al mismo nos puede llevar a conclusiones erróneas en muchos casos. Son tantos los factores que pueden diferenciar fisiológicamente un entrenamiento concurrente de otro, que en mi opinión cometemos seguramente un error importante cuando genéricamente sacamos conclusiones generales de esta modalidad de entrenamiento. Las respuestas fisiológicas asociadas al entrenamiento de resistencia aeróbica y al entrenamiento de fuerza, indican que es fácil provocar interferencias negativas en algunos aspectos de adaptación que se hacen más evidentes según mejora el nivel del deportista. Aunque esto claro está, compete a un porcentaje mínimo de la población deportista, para el resto y especialmente según baja el nivel deportivo, deberíamos relajarnos y no ver en una posible interferencia el eje en el que giren las decisiones de la estructura del entrenamiento.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies