Electromioestimulación “superimpuesta” en ciclismo

La electromioestimulación sobre contracción muscular voluntaria (”superimpuesta”) es una técnica utilizada en la clínica por los fisioterapeutas desde hace muchas décadas, y también por los entrenadores, especialmente por los dedicados a la fuerza. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Mathes y col, 2017; Eur J Appl Physiol 7-mar) cuyo objetivo fue examinar si la aplicación adicional de entrenamiento por medio de la electromioestimulación “superimpuesta” (EMS) puede mejorar el rendimiento y los parámetros fisiológicos ligados al mismo en comparación al entrenamiento tradicional en ciclismo. Participaron ciclistas aficionados que fueron asignados aleatoriamente a un grupo de entrenamiento ciclista (C) o a un grupo de entrenamiento ciclista + EMS (C+E). Antes y después de 4 semanas de entrenamiento que incluyó 14 sesiones de entrenamiento de intensidad moderada (60 min al 60% Wmax), los participantes realizaron un test contrarreloj simulada de 20 min, un test de esfuerzo hasta el agotamiento, un test de 30 s de esprint máximo y test de potencia y fuerza máximas. También se evaluaron marcadores de daño muscular y algunas condiciones metabólicas durante el periodo de entrenamiento. Los resultados mostraron aumentos significativos de Wmax, VO2max, umbral láctico y segundo umbral en ambos grupos. La potencia media mantenida en el test de rendimiento de contrarreloj simulada también aumentó significativamente en ambos grupos. En el test de esprint, los Wmax aumentaron en ambos grupos, pero la potencia media mantenida solo lo hizo en C. Los parámetros de fuerza no se afectaron con el entrenamiento. En resumen, los autores sugieren que la utilización de electromioestimulación durante el pedaleo no se asoció a mejoras en el rendimiento, ni en las variables metabólicas o de fuerza asociadas al mismo.

La aplicación de una corriente eléctrica sobre el vientre muscular o punto motor de un músculo en contracción no es una técnica sencilla, máxime si lo que pretendemos es hacerlo sobre una actividad cíclica como es el pedaleo en bicicleta. Algunos estudios han valorado la posibilidad de mejoras en la adaptación aeróbica muscular al incluir en algunas sesiones de entrenamiento la electromioestimulación superimpuesta, pero por ahora no hay un cuerpo de evidencia suficiente como para recomendar estas técnicas complementarias de entrenamiento. No obstante, en mi opinión no debemos abandonar la idea de tratar de protocolizar sesiones específicas de entrenamiento con electromioestimulación superimpuesta en deportes de resistencia aeróbica. Los trabajos publicados hasta la fecha tienen claras limitaciones, como el que comento hoy con solo 4 semanas de periodo de entrenamiento evaluado.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies