Ejercicio concurrente (aeróbico y fuerza) en obesidad pediátrica

La prevalencia de la obesidad pediátrica se ha incrementado significativamente en las últimas décadas. Distintos organismos han elaborado guías que generalmente recomiendan ≥60 min/día de actividad física aeróbica de moderada intensidad para niños y adolescentes. Además, en la mayoría de las guías se recomienda igualmente ejercicios de fuerza al menos 3 días/semana. Aunque los beneficios del ejercicio de fuerza y aeróbico aislados han mostrado sus beneficios, no hay apenas datos de la aplicación de entrenamiento concurrente en esta población. Recientemente de publicaron los resultados de un meta-análisis (García-Hermoso y col, 2016; Br J Sports Med 16-dic) cuyo objetivo fue determinar si la combinación de ejercicio aeróbico y de fuerza es superior que el ejercicio solo aeróbico para la salud de niños y adolescentes obesos.

PRINCIPALES RESULTADOS

  • Los niños y adolescentes obesos deberían participar en actividades que impliquen la realización de fuerza muscular, además del ejercicio aeróbico
  • El entrenamiento concurrente mejora la composición corporal y la salud cardiometabólica

IMPACTO SOBRE LA PRÁCTICA CLÍNICA

  • El entrenamiento concurrente (aeróbico+fuerza) es una estrategia más eficaz que el ejercicio aeróbico aislado para modificar la composición corporal, perfil metabólico y estatus inflamatorio en niños y adolescentes obesos.
  • Las ventajas del entrenamiento concurrente se hacen más evidentes conforme mayor es el tiempo de aplicación (>24 semanas)
  • Los clínicos y los profesionales del ejercicio deberían informar a los pacientes pediátricos obesos y a sus padres de los beneficios a largo plazo del entrenamiento concurrente

Los médicos recomiendan la realización de ejercicio en prácticamente todas las patologías y por supuesto también en el sobrepeso y la obesidad. En este sentido todos los profesionales sanitarios (prescripción) y no sanitarios (aplicación) vinculados a programas de ejercicio terapéutico deberían estar siempre actualizados para ofrecer a los pacientes la máxima eficacia y seguridad asociada al ejercicio. En este sentido, la evidencia científica indica que el entrenamiento de fuerza debe estar presente en cualquier programa de ejercicio dirigido a personas con sobrepeso o pacientes obesos.

Deja un comentario

Cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses.

Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies