Metabolismo del glucógeno muscular y rendimiento en ejercicio de alta intensidad

El glucógeno muscular es el sustrato principal durante el ejercicio de alta intensidad y pueden ocurrir grandes reducciones en su concentración después de períodos relativamente cortos. Además, el glucógeno muscular se almacena de forma heterogénea y de manera similar muestra un patrón de agotamiento heterogéneo y específico de tipo de fibra con utilización en fibras de contracción rápida y lenta durante el ejercicio de alta intensidad, con una mayor tasa de degradación en el primero. Por lo tanto, se ha demostrado el agotamiento de las fibras individuales de contracción rápida y lenta a pesar de que el glucógeno muscular a nivel de todo el músculo solo se reduce moderadamente. Además, el glucógeno muscular se almacena en compartimentos subcelulares específicos, que se ha demostrado que son importantes para la función muscular y deben tenerse en cuenta al igual que la disponibilidad global de glucógeno muscular.

Recientemente se ha publicado una revisión narrativa (Vigh-Larsen y col, 2021; Sports Med 26-abr; doi:  10.1007/s40279-021-01475-0. Artículo completo en: https://www.fisiologiadelejercicio.com/wp-content/uploads/2021/05/Muscle_Glycogen_Metabolism_and_High-Intensity_Exer.pdf), en la que los autores discuten sobre la importancia del metabolismo del glucógeno para episodios únicos e intermitentes de ejercicio de alta intensidad y se describen los posibles mecanismos subyacentes para una relación entre el glucógeno muscular y la fatiga durante estos tipos de ejercicio. Tradicionalmente, esta relación se ha atribuido a una disminución de la tasa de resíntesis de ATP debido a la disponibilidad inadecuada de sustrato a nivel de todo el músculo, pero la evidencia emergente apunta a un acoplamiento directo entre el glucógeno muscular y los pasos en el acoplamiento excitación-contracción, incluida la excitabilidad muscular alterada y la cinética del calcio.

La restauración de los niveles de glucógeno en la célula muscular es clave en el proceso de recuperación y por consiguiente en el rendimiento. Cada vez conocemos en más profundidad las razones fisiológicas por las que una célula muscular con bajos niveles de glucógeno o incluso con niveles medios de llenado, no rinde igual que un miocito con los depósitos llenos de glucógeno. Mecanismos de conexión entre la célula muscular y el sistema nervioso central podrían justificar la afectación de rendimiento muscular cuando los depósitos de glucógeno no están llenos. Desde un punto de vista práctico, los deportistas que basan su rendimiento o parte del mismo en el metabolismo del glucógeno deberían asegurar niveles adecuados de glucógeno antes de competir

SUSCRÍBETE AHORA AL CLUB EPT, Y LLÉVATE TODAS LAS FORMACIONES POR SÓLO 49€