Impacto del entrenamiento de fuerza con altas cargas sobre la densidad mineral ósea en osteoporosis y osteopenia

El entrenamiento de fuerza es la modalidad de ejercicio más eficaz para mejorar la densidad mineral ósea de personas con osteopenia. Determinar la carga ideal de ese entrenamiento para el objetivo propuesto depende de diferentes variables, incluida la edad del paciente y el grado de osteopenia u osteoporosis.

Recientemente se han publicado los resultados de un metaanálisis (Kitsuda y col, 2021; J Bone Miner Metab 13-abr; doi: 10.1007/s00774-021-01218-1) cuyo objetivo fue examinar el efecto del entrenamiento de fuerza de alta carga (HLRT) sobre la densidad mineral ósea (DMO) en pacientes con osteoporosis y osteopenia.

Selección de estudios. Se seleccionaron nueve ensayos clínicos, con 259 pacientes en el grupo HLRT (mujeres, 55,2%) y 236 pacientes en el grupo control (mujeres, 62,7%).

Los resultados mostraron que el grupo HLRT mostró un aumento significativo en la densidad mineral ósea (DMO) en columna lumbar (LS) [DME = 1,40, intervalo de confianza (IC) del 95% = 0,68-2,12, p <0,001, I2 = 90%], el cuello femoral (FN) (DME = 0,86, IC del 95% = 0,05-1,67, p = 0,04, I2 = 92%) y la cadera (TH) (DME = 1,26, IC del 95% = 0,45-2,08, p = 0,002, I2 = 91%). El análisis de subgrupos confirmó la solidez de los resultados solo en LS. Las sesiones totales y un alto riesgo de sesgo se identificaron como factores de heterogeneidad en FN y TH (p <0,05). El gráfico de embudo mostró asimetría en todos los sitios de medición.

Los autores concluyeron sugiriendo que el entrenamiento de fuerza con altas cargas puede ser eficaz para aumentar la densidad mineral ósea, principalmente en columna lumbar, en pacientes con osteoporosis y osteopenia.

El entrenamiento de fuerza tiene tantas o más ventajas que otras modalidades de ejercicio sobre la salud en general. En el caso de la salud ósea, el entrenamiento de fuerza es el método de elección para aplicar ejercicio, especialmente en personas con osteopenia u osteoporosis. Es imprescindible que el profesional encargado de diseñar y aplicar el entrenamiento conozca en profundidad la fisiología del hueso, así como las contraindicaciones de aplicar cargas en cada nivel de osteoporosis. No más carga equivale a mayores beneficios, no se entrena para ganar fuerza como objetivo primario, sino para mejorar la densidad mineral ósea. Los programas han de ser individualizados en función del perfil del paciente

SUSCRÍBETE AHORA AL CLUB EPT, Y LLÉVATE TODAS LAS FORMACIONES POR SÓLO 49€, ADEMÁS DE PODER ACCEDER A ARTÍCULOS ESPECIALES DEL BLOG