HIIT aplicado en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica

El entrenamiento interválico de alta intensidad (HIIT) se aplica en distintas patologías sistémicas donde hace poco tiempo solo se utilizaban ejercicios de baja intensidad.

Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Gao y col, 2021; Adv Ther 18-nov; doi: 10.1007/s12325-021-01920-6) cuyo objetivo fue examinar la efectividad del entrenamiento en intervalos de alta intensidad (HIIT) sobre la función pulmonar y la capacidad de ejercicio en personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Se incluyeron doce artículos (689 pacientes).

Los resultados mostraron que el HIIT tiene un efecto positivo sobre la capacidad de ejercicio (pico de WR, 6MWD), función pulmonar (FEV1% pred, pico de VE), disnea y calidad de vida. Sin embargo, los análisis de sensibilidad para la disnea fueron inestables y el resultado cambió de positivo a negativo después de eliminar un estudio (DME = – 0,13, IC del 95% [- 0,44, 0,17], P = 0,40).

Los autores concluyeron que el HIIT podría mejorar la función pulmonar, la capacidad de ejercicio y la calidad de vida, pero puede que no disminuya la disnea en pacientes con EPOC. Puede recomendarse como una modalidad de ejercicio segura y eficaz en programas de rehabilitación.

SUSCRÍBETE AHORA AL CLUB EPT, Y LLÉVATE TODAS LAS FORMACIONES POR SÓLO 49€, ADEMÁS DE PODER ACCEDER A ARTÍCULOS ESPECIALES DEL BLOG