Entrenamiento de músculos respiratorios en unidades de cuidados intensivos

El entrenamiento de los músculos inspiratorios es seguro y eficaz para revertir la debilidad de los músculos inspiratorios y mejorar los resultados en pacientes que han experimentado ventilación mecánica prolongada en la unidad de cuidados intensivos (UCI). No se ha investigado el grado de implementación mundial del entrenamiento de los músculos inspiratorios en estos pacientes.

Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Hearn y col, 2021; Aust Crit Care 8-sep; doi: 10.1016 / j.aucc.2021.08.002) cuyo objetivo fue describir la práctica actual del entrenamiento de los músculos inspiratorios por fisioterapeutas de cuidados intensivos e investigar las barreras para la implementación en el contexto de cuidados intensivos y, adicionalmente, determinar si algún factor está asociado con el uso del entrenamiento de los músculos inspiratorios en pacientes en la UCI e identificar los métodos preferidos.

Se realizaron encuestas transversales en línea de fisioterapeutas de cuidados intensivos mediante muestreo voluntario. Se utilizó un análisis de regresión logística multivariante para identificar los factores asociados con el uso del entrenamiento de los músculos inspiratorios en pacientes en la UCI.

Resultados: De 360 ​​participantes, el 63% informó haber utilizado el entrenamiento de los músculos inspiratorios en pacientes en la UCI, y el 69% utilizó un dispositivo de umbral. Solo el 64% de los participantes que utilizaron el entrenamiento de los músculos inspiratorios evaluaron de forma rutinaria la fuerza de los músculos inspiratorios. Las barreras más comunes para implementar sesiones de entrenamiento de los músculos inspiratorios en pacientes elegibles fueron la sedación. Los participantes tenían 4,8 veces más probabilidades de utilizar el entrenamiento de los músculos inspiratorios en pacientes si no consideraban el equipo como una barrera y tenían 4,1 veces más probabilidades de utilizar el entrenamiento de los músculos inspiratorios si conocían la evidencia de este entrenamiento en estos pacientes.

Conclusión: En este primer estudio que describe la práctica internacional de los terapeutas de cuidados intensivos, el 63% informó haber utilizado el entrenamiento de los músculos inspiratorios. Mejorar el acceso a los equipos y mejorar el conocimiento de las técnicas de entrenamiento de los músculos inspiratorios podría mejorar la traducción de la evidencia a la práctica.