fbpx

Entrenamiento concurrente y descenso regional de grasa

El ejercicio cuando se aplica a intensidad y volumen suficientes y se acompaña de una alimentación adecuada se asocia a descenso de la grasa corporal global del organismo. Hasta ahora son muy escasas las referencias que han relacionado un descenso de grasa en regiones próximas al lugar de la actividad principal muscular durante un determinado ejercicio. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Scotto di Palumbo y col, 2017; J Sports Med Phys Fitness 57: 794-801) cuyo objetivo fue valorar la posibilidad de una reducción de grasa localizada (FM) asociado a la realización de programas de entrenamiento centrados en regiones corporales específicas. Participaron 16 mujeres inactivas (BMI: 27,5±2,1) que fueron distribuidas aleatoriamente en dos grupos, completando 8 semanas de entrenamiento. En un grupo (UpBdResist) el entrenamiento consistió en ejercicios de fuerza de la parte superior del cuerpo seguido de 30 min de pedaleo en bicicleta al 50% VO2max, mientras que el otro grupo (LwBdResist) realizó ejercicios de fuerza con las piernas seguido de 30 min de ejercicio en un ergómetro de manivela de brazos. La distribución regional de grasa fue valorada por DEXA y medidas de pliegues cutáneos. Los resultados mostraron una reducción global de grasa en ambos grupos, pero UpBsResist se asoció a una mayor reducción en brazos que en piernas. Inversamente, en el grupo LwBdResist la reducción de grasa fue más pronunciada en las piernas que en los brazos. De la misma forma, el grupo LwBdResist manifestó mayor aumento de la masa libre de grasa en piernas que en brazos, sin embargo, no hubo diferencias entre mejoras de masa libre de grasa entre brazos y piernas en el grupo UpBdResist. Los autores sugieren que el entrenamiento de fuerza realizado antes de un ejercicio aeróbico, puede focalizarse en regiones específicas de tejido adiposo provocando pérdida de masa grasa localizada en miembros superiores e inferiores.

Siempre que aparecen resultados de estudios que de algún modo se enfrentan a lo previamente establecido hay que ser prudentes a la hora de sacar conclusiones. No obstante, los resultados de esta investigación son muy interesantes ya que vinculan una focalización de reducción de grasa al ejercicio de fuerza en combinación al ejercicio aeróbico realizado con otros grupos musculares. La no vinculación de pérdida de grasa corporal en tejidos próximos a la actividad muscular durante el ejercicio ha sido un hecho asumido en las últimas décadas. Los resultados de esta investigación vienen a cuestionar esa idea, así que tendremos que esperar la confirmación o no por parte de otros investigadores.

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *