Ejercicio en enfermedad coronaria

La enfermedad de las arterias coronarias (EAC) puede considerarse una de las principales causas de mortalidad y su prevalencia está aumentando en la actualidad, lo que genera altos costes sanitarios en muchos países. Los pacientes que realizan programas de ejercicio obtienen regresión de la placa aterosclerótica, disminución de la viscosidad de la sangre y crecimiento de los vasos colaterales.

Recientemente hemos publicado una revisión narrativa (Fernández-Rubio y col, 2022; J Cardiovasc Dev Dis 25-abr; doi: 10.3390/jcdd9050131) cuyo objetivo fue realizar un breve análisis específico de los resultados alcanzados al realizar entrenamientos de resistencia aeróbica, fuerza o de músculos inspiratorios.

El ejercicio atenúa determinados procesos fisiopatológicos de esta enfermedad, como la disfunción endotelial o la vulnerabilidad de las placas ateroscleróticas, y produce mejoras en la capacidad funcional y la fuerza muscular, entre otros. Dentro de las diferentes modalidades de ejercicio, el parámetro más importante a considerar parece ser el gasto calórico total, y no tanto la modalidad en sí. Por ello, en rehabilitación cardiaca, a la hora de prescribir ejercicio, posiblemente debamos centrarnos en la modalidad que obtenga más adherencia en los pacientes. Para concluir, cabe destacar que el gasto calórico total no se está teniendo en cuenta al comparar intervenciones y esta información relevante debería ser considerada en futuros estudios.

Artículo libre texto completo en: https://www.fisiologiadelejercicio.com/wp-content/uploads/2022/06/Exercise-Training-and-Interventions-for-Coronary.pdf

SUSCRÍBETE AHORA AL CLUB EPT, Y LLÉVATE TODAS LAS FORMACIONES POR SÓLO 49€, ADEMÁS DE PODER ACCEDER A ARTÍCULOS ESPECIALES DEL BLOG