Efectos del entrenamiento de músculos inspiratorios en futbolistas

El entrenamiento de los músculos respiratorios mejora la fuerza y ​​reduce la fatiga de los músculos respiratorios durante el ejercicio de alta intensidad. Se sabe poco sobre la evidencia existente en jugadores de fútbol.

Recientemente se han publicado los resultados de un metaanálisis (León-Morillas y col, 2021; Sportverletz Sportschaden 14-jul; doi: 10.1055/a-1524-0021) cuyo objetivo fue analizar la evidencia existente sobre los efectos del entrenamiento de los músculos respiratorios en futbolistas.

Nueve estudios cumplieron los criterios de elegibilidad. El metanálisis se realizó para ocho variables relacionadas con la función de los músculos respiratorios, la función pulmonar y el rendimiento deportivo.

Los resultados mostraron que el entrenamiento de los músculos respiratorios proporcionó una mejora significativa en comparación con el entrenamiento simulado o habitual en la presión inspiratoria máxima (6 estudios, SDM = 0,89; IC del 95% = 0,42, 1,35) y el consumo máximo de oxígeno (3 estudios, SDM = 0,92; IC del 95% = 0,24; 1,61). No se observaron mejoras significativas para otras variables.

El VO2max es un parámetro asociado al rendimiento aeróbico, siendo deseable un alto valor en futbolistas, aunque buena parte del rendimiento físico de estos deportistas se encuadre en la esfera de lo fuerza y la potencia anaeróbica. El entrenamiento específico de los músculos respiratorios ha mostrado mejoras del VO2max y por supuesto de resistencia a la fatiga de los músculos respiratorios, por lo que no veo ninguna razón para que no se aplique sistemáticamente como entrenamiento complementario de estos deportistas.