Efectos de realizar un HIIT con un traje-sauna (sauna suit) sobre el gasto energético

La utilización de trajes de sauna (sauna suit) se ha incrementado en los últimos meses con el objetivo de aumentar la pérdida de peso e incrementar la temperatura corporal durante el ejercicio. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Matthews y col, 2020; J Strength Cond 1-oct; doi: 10.1519/JSC.0000000000003834) cuyo objetivo fue examinar cambios en el gasto de energía (EE) y en el consumo de oxígeno post-ejercicio (EPOC) en respuesta a la realización de ejercicio interválico de alta intensidad (HIIE) mientras se vestía un traje de sauna. Participaron 12 sujetos entrenados (hombres y mujeres) que completaron una valoración de la tasa metabólica de reposo y VO2max. En dos días separados, los sujetos completaron una sesión de HIIE que consistió en intervalos de 1 min al 85% Wmax, con y sin traje de sauna. El VO2, la frecuencia cardiaca y la temperatura corporal fueron monitorizados de manera continua durante el ejercicio y en los 60 min posteriores a finalizar el mismo. Los resultados mostraron que el gasto de energía durante el ejercicio (285 ± 57 kcal vs. 271 ± 58 kcal) y en el post-ejercicio (123 ± 30 kcal vs. 113 ± 16 kcal) fueron significativamente más elevados con el traje de sauna que sin él. Sin embargo, la EPOC (6.19 ± 4.46 L de O2 vs. 4.25 ± 3.36 L de O2; p = 0.05) no fue diferente en la hora siguiente a finalizar el ejercicio, siendo la temperatura corporal similar en ambas condiciones. La oxidación de las grasas aumentó en los 60 min después de finalizar el ejercicio después del HIIE con traje de sauna. Los autores concluyeron que llevar un traje de sauna durante una sesión de HIIE aumenta el gasto de energía frente a no llevarlo, pero el aumento de 23 kcal no parece de suficiente entidad para que tenga impacto real sobre la pérdida de grasa.

Perder grasa corporal por medio del ejercicio podemos considerarlo como un hecho fisiológico. La grasa está destinada entre otras funciones a proveer de energía a nuestras células, así que desde ese punto de vista todo está muy claro. El debate puede surgir cuando se plantea perder grasa corporal acumulada en exceso por medio del ejercicio. La respuesta es clara, si, claro que se puede perder un exceso de grasa con el ejercicio, pero hay que tener en cuenta una condición:  el consumo de energía debe ser inferior al gasto. Y ahí entramos en el problema de la mayoría de la gente. Esto se traduce en que el consumo de energía debe adecuarse al gasto diario + el gasto derivado del ejercicio programado, es decir, hemos de seguir una dieta adecuada, además del propio ejercicio. Así de fácil, y así de complicado. A partir de aquí, y en mi opinión, cuando tenemos que recurrir a saunas, dietas milagro, ayunos sin sentido, ejercicios inventados, etc., es que no tenemos claro que debemos alimentarnos bien como premisa previa a cualquier otra consideración.

SUSCRÍBETE AHORA AL CLUB EPT, Y LLÉVATE TODAS LAS FORMACIONES POR SÓLO 49€