Efectos clínicos de la suplementación con L-carnitina

La suplementación con L-carnitina mejora la fuerza, la resistencia aeróbica y la capacidad de ejercicio, además de retrasar la aparición de la fatiga.

Recientemente se han publicado los resultados de un metaanálisis (Vecchio y col, 2021; J Funct Morphol Kinesiol 4-nov; doi: 10.3390/jfmk6040093) cuyo objetivo fue identificar la dosis correcta de suplementación para obtener mejoras en el rendimiento físico y evaluar los cambios relacionados con la suplementación con L-carnitina en parámetros metabólicos específicos, como lactato sérico, VO2, carnitina sérica total y libre en reposo y después. actividades físicas, en sujetos sanos. Un total de 30 publicaciones cumplieron los criterios de inclusión y se incluyeron en la revisión sistemática.

Los resultados no mostraron diferencias significativas en los valores de lactato sérico en reposo y después del ejercicio en sujetos sanos que tomaron suplementos de L-carnitina (p> 0,05). Por el contrario, la administración de L-carnitina cambió significativamente el consumo de oxígeno (VO2) en reposo (p <0,005), la carnitina libre de suero y total en reposo y después del ejercicio (p <0,001). La dosis de suplementación que obtuvo un cambio significativo en la carnitina total sérica fue de 2 g/dL durante 4 semanas en reposo, 1 g/dL durante 3 semanas después del ejercicio, y en la carnitina libre sérica fue de 2 g/dL durante 3 semanas y 2 g/dL durante 4 semanas en reposo.

Según nuestro estudio, la carnitina sérica total y libre en reposo y después del ejercicio, y el VO2 en reposo, podrían utilizarse para realizar un seguimiento clínico de las personas durante los programas de actividad física y rehabilitación. Además, la suplementación debe tener una dosis correcta para tener el máximo efecto. Se necesitan otros ensayos sólidos para encontrar la mejor dosis para obtener resultados positivos en los parámetros metabólicos y en el rendimiento físico.

La administración de L-carnitina es probablemente el suplemento más utilizado en el ámbito del fitness, junto con la creatina. Se ha asentado en los usuarios de fitness que la L-carnitina es capaz de “quemar grasa”, o dicho más académicamente, de acelerar el metabolismo de los ácidos grasos. Es una hipótesis atractiva, pero desafortunadamente la evidencia científica en que se apoya es muy débil o no existe. Sin embargo, la suplementación con L-carnitina puede aportar otros efectos fisiológicos que ayuden a mejorar el rendimiento o aportar beneficios en la evolución clínica de personas con determinadas patologías

SUSCRÍBETE AHORA AL CLUB EPT, Y LLÉVATE TODAS LAS FORMACIONES POR SÓLO 49€, ADEMÁS DE PODER ACCEDER A ARTÍCULOS ESPECIALES DEL BLOG