Calidad de sueño y ejercicio por la tarde-noche

cronobiologia(post destacado 2015) La realización de ejercicio físico ayuda a dormir mejor, excepto en aquellos casos de ejercicios agotadores que llevan a grados avanzados de fatiga y que se relacionan con insomnio y mala calidad del sueño, como todos hemos experimentado en alguna ocasión. Entrenar por la mañana tiene sus ventajas y en relación al sueño habitualmente se llega al final del día con una buena predisposición para “dormir bien”. Entrenar por la tarde/noche se ha relacionado con peor calidad de sueño y dificultades para dormir. Recientemente un grupo de investigadores españoles de la Universidad de A Coruña (Arias y col, 2015; J Sports Med Phys Fitness 18-mar) han publicado los resultados de un estudio cuyo objetivo fue verificar si la calidad del sueño nocturno se ve afectada por la actividad física (PA) realizada a primera ó última hora de la tarde. Los voluntarios realizaron sesiones de PA en 3 días consecutivos (lunes a miércoles) durante 2 semanas. Una semana la PA se realizó a las 17 h y la otra semana a las 21 h. En otra semana no se realizó PA y sirvió de control (PA ABSENT). Las sesiones de ejercicio consistieron en varias series de carrera de 20 m (20 m Shuttle Run Test). El sueño fue valorado por registros actigráficos obtenidos en las 3 noches durante la semana en los días que se realizó ejercicio.  También se evaluó la percepción subjetiva de calidad de sueño, y la frecuencia cardiaca y temperatura corporal durante el reposo en cama y en reposo. Los resultados mostraron que la frecuencia cardiaca en cama fue más alta después de las sesiones de ejercicio en comparación a la situación control, pero se recuperó después de la noche de sueño. Los parámetros objetivos de calidad de sueño (actigrafía) no fueron diferentes entre las condiciones estudiadas (ejercicio vs control); sin embargo, la percepción subjetiva de calidad de sueño fue afectada por la realización de ejercicio previo. En resumen, los autores sugieren que el ejercicio realizado por la tarde/noche no tiene impacto sobre la calidad objetiva del sueño.

Buena aportación a un tema de interés entre todos los que hacemos ejercicio de manera regular. Bajo mi punto de vista, sería un error asumir que los resultados de este interesante estudio son aplicables a todas las situaciones. Así, los ejercicios realizados a última hora de la tarde y que implican una elevada activación simpático-adrenal o bien aquellos que se asocian con daño muscular manifiesto si afectan a la calidad subjetiva del sueño y con dificultad para dormir. Futuros estudios nos dirán si también a la calidad objetiva del sueño.