Dieta hipocalórica, entrenamiento y actividad física

B_88xOQWcAA4Kb-Diferentes estudios han mostrado que la dieta hipocalórica es la intervención más eficaz para reducir peso corporal en obesos. El ejercicio (entrenamiento de fuerza y/o aeróbico) potencia los efectos de la dieta hipocalórica, pero en sí mismo constituye una herramienta “débil” para combatir la obesidad. Recientemente un grupo de investigadores españoles (Benito y col, 2015; J Appl Physiol 26-feb) compararon los efectos de diferentes programas de ejercicio y actividad física en combinación con una dieta hipocalórica sobre la composición corporal de sujetos obesos, participando en un programa supervisado de 22 semanas. Los voluntarios fueron distribuidos en 4 grupos: entrenamiento de fuerza, entrenamiento de resistencia aeróbica, entrenamiento de fuerza + resistencia aeróbica y actividad física supervisada. Todos los grupos siguieron una dieta hipocalórica. Los resultados mostraron un descenso significativo al final de la intervención del peso corporal (9 kg) y del %grasa corporal (5%) en todos los grupos, sin diferencias significativas entre ellos. Los autores sugieren que cuando se combina con una dieta hipocalórica, distintas modalidades de ejercicio son igual de eficaces en relación al descenso del peso corporal y % de grasa en sujetos obesos.

Este interesante estudio, como otros anteriores, muestra es la importancia del factor dieta en la lucha contra la obesidad. Y es que un obeso aunque tenga voluntad para ello tiene una importante limitación para desarrollar ejercicio físico, por lo que la contribución del ejercicio se enmarca más en aspectos de salud general (ej. antiinflamatorio, cardiovascular, etc.) que en el descenso directo de la grasa corporal.

SUSCRÍBETE AHORA AL CLUB EPT, Y LLÉVATE TODAS LAS FORMACIONES POR SÓLO 49€, ADEMÁS DE PODER ACCEDER A ARTÍCULOS ESPECIALES DEL BLOG