Permanecer de pie reduce la glucemia post-prandial

Diferentes estudios han mostrado los efectos positivos de interrumpir cada cierto tiempo la posición de sentados cuando esta se va a prolongar en exceso. No hay unas directrices claras acerca de la frecuencia idónea de interrupción, ni del tipo de actividad a realizar en esos periodos. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Benatti y col, 2017; Med Sci Sports Exerc 21-jun) cuyo objetivo fue determinar si el mínimo de actividad física moderada-vigorosa recomendada (MVPA: 30 min caminando a intensidad moderada) es suficiente para contrarrestar los efectos perjudiciales de estar sentado de manera prolongada sobre el metabolismo post-prandial, y si habría efectos interrumpiendo la posición de sentado con periodos intermitentes des pie, cuando se alcanzan la MVPA recomendada. Participaron sujetos sanos sedentarios que realizaron 4 intervenciones de 27 h: 1) 9 h en posición sentada (SIT); 2) 15 min de pie cada 30 min durante las 9 h en posición sentada (STAND); 3) 30 min caminando a intensidad moderada seguido de 8,5 h sentados (MVPA); y 4) 30 min caminando a intensidad moderada seguido de 8,5 h sentados, interrumpidas cada 30 min con 15 min de pie (MVPA+STAND). Se realizaron 3 comidas estándar en el día 1 (día 1) y un desayuno en el día 2 (día 2). Los resultados mostraron que la respuesta de la glucemia post-prandial acumulada (área bajo la curva) fue menor en STAND vs SIT, debido a un descenso de la glucosa post-prandial después del desayuno del día 1 y día 2. STAND no impactó en la respuesta de la insulina post-prandial. La respuesta acumulada de la insulina post-prandial fue menor en MVPA vs SIT y MVPA+STAND vs SIT, debido al descenso inducido por el ejercicio en la insulina post-prandial del día 1. Los autores concluyen, que la interrupción intermitente del estado sentado prolongado a lo largo de 9 h reduce la glucemia post-prandial durante el día de la intervención y en el día siguiente independientemente de los niveles de insulina, mientras que 30 min de ejercicio continuo de intensidad moderada no lo consiguió.

Debemos recomendar a la población la interrupción regular de la posición de sentado (o cualquier otra sedentaria, no debiendo pasar más de 60 min sentados sin actividad muscular. No conocemos el protocolo idóneo de actividad a desarrollar en los periodos de interrupción de la posición de sentado, ni tampoco la frecuencia de esa interrupción, pero el mero hecho de estar de pie 10-15 min ya parece aportar resultados positivos.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies