Validez de los relojes deportivos para estimar el gasto energético en carrera

La utilización de relojes deportivos computarizados en el ámbito del deporte es cada vez más frecuente, midiendo o estimando muchas variables fisiológicas con más o menos exactitud. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Roos y col, 2017; BMC Sports Sci Med Rehabil 20: 9:22. doi. 10.1186/s13102-017-0089-6) cuyo objetivo fue valorar la exactitud de tres diferentes relojes deportivos para estimar la energía consumida durante fases de carrera aeróbica y anaeróbica. Participaron corredores entrenados que corrieron a diferentes intensidades mientras portaban tres modelos diferentes de reloj deportivo (Suunto Ambit2, Garmin Forerunner920XT y Polar V800). Se utilizó la calorimetría indirecta como criterio de medida del gasto de energía. Los resultados mostraron que para todos los relojes la exactitud de la estimación fue intensidad dependiente. Durante intensidades aeróbicas (4-11 km/h) los valores de %absoluto de error ofrecieron un rango de 25,16% a 38,09%, siendo el Polar V800 el que ofreció más exactitud. El Garmin Forerunner920XT subestimó de manera significativa el gasto de energía durante en bajas intensidades (25,16%, mientras que el Suunto Ambit2 sobre estimó el gasto energético en las intensidades más bajas. Durante la carrera de mayor intensidad (14-17 km/h) los tres relojes subestimaron el gasto energético entre un 21,62% y un 49,30%. Por tanto, el error de estimación fue significativamente aumentando conforme la intensidad se incrementó. Los resultados indican que en intensidades aeróbicas (4-11 km/h) el Polar V800 ofrece mayor exactitud de estimación. Todos los relojes ofrecieron errores importantes de estimación de gasto de energía a intensidades de carrera más altas.

Toda estimación conlleva un error en cualquier variable fisiológica. En este sentido las marcas de relojes deportivos ofrecen cada vez más posibilidades para ayudar al control del entrenamiento más allá de la clásica y original medida de la frecuencia cardiaca (ej. variabilidad de la frecuencia cardiaca), pero cuando el entrenamiento requiera mucha precisión (algo que bajo mi punto de vista solo acontece en el deporte de élite y en la prescripción de ejercicio de algunos pacientes) la exactitud de medida de estos relojes ha de ser convenientemente valorada.

Tags

Un comentario

  • Carlos Medici Morcillo /

    Los porcentuales de errores absolutos en el reloj con mas exactitud es de 25,16% a 38,09%, y el de mayor error es de 21,62% y un 49,30%, (teniendo en cuenta que especifica el ritmo de carrera) pero sin especificar la distancia, la dificultad y el período de tiempo de actividad, y como siempre digo, el factor climatológico, nutricional y descanso del deportista, o en este caso del evaluado, lo que haría abrir mas la brecha de errores; conclusión: nada se compara con el propio sensor humano: tabla de Borg, Frecuencia Cardíaca, tiempo de recuperación (relación entre FC y Tiempo). Soy un ignorante en materia tecnológica, pero supongo que esos relojes calibrarán el indice de MC, talla, edad, sexo (teniendo en cuenta para las mujeres el período menstrual), porque de lo contrario, sería muy genérico e inexacto. A mi opinión, exceptuando a los que saben del buen uso y condicionamientos y limitaciones de esta tecnología; particularmente lo veo como otro espejito de color para los Runners Face Fans Club

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.

Cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses.

Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies