Objetivo hipertrofia: ¿entrenar por la mañana o por la tarde?

cronobiologia-300x202(post destacado 2016) Está claro que para conseguir el objetivo de hipertrofia muscular se han de cumplir ciertos requisitos, el más importante un entrenamiento adecuado. Pero como todo en el ámbito del entrenamiento, distintas condiciones asociadas al entrenamiento pueden hacer que este sea más o menos eficaz (ej. nutrición adecuada). La selección de la hora del día en que sucede el entrenamiento quizás influya en las adaptaciones conseguidas, aunque en ningún caso será un factor decisivo. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Burley y col, 2016; PLoS One 1 sep) cuyo objetivo fue determinar el impacto de una sesión de entrenamiento de fuerza realizada por la mañana o por la tarde sobre factores de señalización anabólica (IGFBP-3, índice y diferenciación miogénica) y procesos catabólicos (cortisol). Los sujetos participantes, sin experiencia en entrenamiento de fuerza, realizaron sesiones de entrenamiento (80% 1RM) a las 0800 am y a las 1800 pm, con una separación de 72 h entre sesiones. Se obtuvieron muestras de sangre antes y después de cada sesión de entrenamiento. También hubo un grupo control que no hizo ejercicio. Los resultados mostraron un descenso de los niveles de cortisol antes y después del ejercicio en el entrenamiento realizado por la tarde. Por otra parte, los niveles de IGFBP-3 fueron mayores en el horario de tarde. El índice miogénico pre-ejercicio fue mayor en el horario de tarde. Los autores sugieren que el entrenamiento de fuerza realizado por la tarde parece asociarse con el aumento de algunos marcadores de potencial hipertrofia, con elevación de IGFBP-3, descenso de cortisol y ambiente celular miogénico más favorable.

Aunque los resultados de este estudio no pueden tomarse como definitivos, si nos muestra lo que otras investigaciones ya sugirieron previamente: la cronobiología es importante en el ser humano es muchas de sus funciones y por tanto debe influir de manera significativa en las adaptaciones alcanzadas como resultado de estímulos generados a diferentes horas del día. Además, cada uno de nosotros poseemos ritmos circadianos diferenciados, y eso también ha de tenerse en cuenta cuando pretendamos optimizar el entrenamiento.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies