HIIT aplicado 4 semanas y rendimiento en 5 K corriendo

El entrenamiento interválico aeróbico de alta intensidad (HIIT) es una modalidad de entrenamiento imprescindible para los atletas de resistencia aeróbica que buscan mejora del rendimiento. La distribución en la temporada en su aplicación, el número de sesiones, su densidad o la frecuencia de aplicación son decisiones que toma cada entrenador en función del perfil de cada deportista y de sus objetivos. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (Silva y col, 2017; Braz J Med Biol Res 50(12):e6335) cuyo objetivo fue analizar la influencia de 4 semanas de HIIT sobre la estrategia de carrera y el rendimiento en corredores en una distancia de 5 k. Participaron corredores aficionados que fueron asignados aleatoriamente a un grupo control (CON) o a un grupos de HIIT. Este último realizó 2 sesiones de HIIT por semana, mientras que el grupo CON mantuvo el entrenamiento habitual. Antes y después del periodo de entrenamiento se realizó un test de esfuerzo máximo para valorar máximo estado estable de lactato (MLSS), VO2max, y velocidad pico (PTS). También se valoró la economía de carrera (RE) en un test submáximo y un test de máximo rendimiento en pista sobre 5 k. Los resultados mostraron mejoras en el grupo HIIT de un 7% en RE y un 5% en PTS, pero no se observaron diferencias entre grupos en VO2max ó MLSS. No hubo mejoras en el rendimiento en 5 K en ninguno de los grupos. Los hallazgos sugieren que 4 semanas de HIIT mejoran algunas variables fisiológicas relacionadas con el rendimiento, pero no alteraron el rendimiento en carrera en distancia de 5 k.

El HIIT es una modalidad de entrenamiento cuyos efectos fisiológicos varían en función de la población a la que se aplica. Así, a menos capacidad funcional mayores y más globales efectos fisiológicos se van a alcanzar. Por otra parte, en deportistas donde conseguir adaptaciones adicionales a las otorgadas por el entrenamiento “convencional” es más complicado, el periodo o las sesiones en las que se aplica HIIT y la frecuencia y perfil de intensidad son claves para lograr esas adaptaciones fisiológicas que van a vincular a la mejora del rendimiento. En este contexto, y siguiendo la estela del artículo comentado, puede que 8 sesiones de HIIT aplicadas en 4 semanas no sean suficientes para evidenciar mejoras que se vinculen al rendimiento.

Tags

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies