Entrenamiento de esprint repetidos en hipoxia combinado con exposición crónica a hipoxia

El entrenamiento en hipoxia ha mostrado efectos beneficiosos para el rendimiento de resistencia aeróbica, al igual que la exposición crónica a ambientes hipóxicos. Recientemente se han publicado los resultados de un estudio (van der Zwaard y col, 2018; J Appl Physiol 8-feb; doi: 10.1152/japplphysiol.00946.2017) cuyo objetivo fue investigar las adaptaciones en la capacidad oxidativa muscular, tamaño de las fibras y capacidad de aportar oxígeno en atletas de deportes de equipo, después de 6 sesiones de entrenamiento de esprint-repetidos en hipoxia normobárica o normoxia, combinada con 14 días de exposición a hipoxia normobárica. Los participantes se expusieron a altitud simulada (≥ 14 h/día a 2800-3000 m) y realizaron el entrenamiento habitual más 6 sesiones de esprint repetidos en hipoxia normobárica (3000 m; LHTLH) o normoxia (0 m; LHTL) ó viviendo a nivel del mar y realizando el entrenamiento habitual (LLTL). Se obtuvieron biopsias musculares antes (pre), inmediatamente después (post-1) y 3 semanas después de la intervención (post-2). Los resultados mostraron un aumento de la actividad de la succinato deshidrogenasa en LHTLH en el post-1 (~35%) en mayor cuantía que en LHTL y LLTL, permaneciendo elevada en LHTLH en post-2 (~12%) frente a LHTL. El área transversal de las fibras musculares no se modificó en LHTLH, pero aumentó en post-1 y poct-2 en LHTL y LLTL. Una observación única fue que LHTLH y LHTL, pero no LLTL, mejoraron la combinación de tamaño de fibra y capacidad oxidativa. No hubo importantes diferencias en la capacidad de aporte de oxígeno (mioglobina, capilarización) entre grupos. Los autores sugieren que los atletas de deportes de equipo pueden mejorar la capacidad oxidativa muscular mientras mantienen en tamaño de sus fibras musculares, después de solo 14 días de exposición crónica a hipoxia combinada con entrenamiento de esprint repetidos en hipoxia.

La combinación de exposición crónica a hipoxia (~ 8 h/día) más estímulos agudos de ejercicio de alta intensidad en hipoxia (~2500-3000 m) parece una buena combinación para mejorar la capacidad oxidativa muscular y previsiblemente el rendimiento. Aunque no se ha explorado apenas, esta combinación se podría utilizar en los periodos de puesta a punto (tapering) en muchos deportistas, cuando el volumen de entrenamiento desciende manteniéndose la intensidad.

Tags

Deja un comentario

Cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses.

Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies