Efectos de la velocidad de movimiento sobre la fuerza muscular

La velocidad de movimiento es una variable de control en el entrenamiento de fuerza que puede ser manipulada para optimizar el desarrollo de la fuerza muscular dinámica. Sin embargo, no está claro si realizar las repeticiones más o menos rápido puede tener verdadera importancia en el desarrollo de la fuerza muscular. Recientemente se han publicado los resultados de una revisión sistemática y meta-análisis (Davies y col, 2017; Sports Med 20-ene) en la que los autores examinaron lo efectos de la velocidad de movimiento durante el entrenamiento de fuerza sobre la fuerza muscular dinámica. Se analizaron un total de 15 estudios. Los resultados mostraron que cuando todos los estudios fueron incluidos en el análisis, las diferentes velocidades de movimiento se asociaron a similares incrementos de fuerza muscular. Sin embargo, cuando se tomó en cuenta la intensidad, se observó una tendencia a un efecto pequeño que favoreció el entrenamiento más rápido comparado con el moderado-lento cuando se usaron intensidades moderadas, definidas como 60-79% una repetición máxima (tamaño del efecto 0,31; p = 0,06). Las ganancias de fuerza entre las condiciones no fueron influenciadas por el estado de entrenamiento y la edad. En general, los resultados sugieren que el entrenamiento de fuerza efectuado a velocidades rápida y moderada- lenta mejoran la fuerza muscular dinámica de manera similar en individuos dentro de una amplia gama de estados de entrenamiento y edades. El entrenamiento de fuerza realizado a velocidades de movimiento rápidas usando intensidades moderadas mostró una tendencia para mayores ganancias de fuerza muscular en comparación con el entrenamiento a velocidades moderadas-lentas.

Como ocurre en otras áreas del entrenamiento, no existe un único camino válido para lograr las adaptaciones óptimas en el entrenamiento de fuerza. La velocidad del movimiento es una variable muy cuestionada en el área, y la mayor o menor importancia en su control dependerá del objetivo del entrenamiento y del perfil del deportista, entre otros muchos factores. Aunque a nivel global, las diferencias quizás no sean muy relevantes, la tendencia general de las investigaciones es a considerar la recomendación de movimientos rápidos frente a velocidades moderadas-lentas.

Deja un comentario

Tu e-mail no será publicado.

Cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses.

Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies